Vuelve la Delio Valdez a Bariloche

Todo parece garantizar que el próximo 16 de noviembre el gimnasio María Auxiliadora estalla de fiesta. Se vuelve a presentar La Delio Valdez. Cierran un año que los tuvo a pleno, de gira por el país, por el exterior, ganadores premio Gardel a mejor album de música tropical con Sonido Subtropical (2018), formados cómo cooperativa de trabajo y con 10 años recién cumplidos.  A pesar de los peinados nuevos, no dejan la humildad de costado y se sientan a charlar con Al Margen para contar con qué energía vienen a este rincón de la cordillera.

– ¿Con qué viene la Delio Valdez en esta oportunidad a Bariloche? ¿Posible nuevo disco, renuevan los éxitos del ayer, la necesidad de encontrar aires nuevos en la Patagonia?

-Este 2019 ha sido un año super intenso y nos han pasado muchas cosas muy lindas. En agosto presentamos en Bs. As. un show celebración por el cumpleaños número 10 de la Delio. Fue un gran desafío a nivel puesta, invitados, ecsenografia, etc. Para nosotros una recontra apuesta porque tuvimos que trabajar y poner en práctica cosas a las cuales no estamos tan habituados. Hemos estado girando por todo el país replicando ese show en todas las ciudades, esa también es la intención para Bari. La lista tiene una parte importante de “Sonido Subtropical”, nuestro último disco que nos ha marcado definitivamente, pero tiene sobre todo la intención de hacer un repaso por los 10 años de la historia de la Delio, rescatar varias versiones instrumentales y canciones que hicimos durante distintos momentos de la orquesta y que hace mucho no veníamos tocando.

Ir a la Patagonia es algo que siempre estamos esperando, en los inicios del proyecto tuvimos una larga gira por allí. Fue un verano que nos consolidó como grupo, humana y musicalmente. Personalmente sentimos que se arma como una especie de mística, los shows y la gente por allí siempre estan desbordando la energía y se dan momentos sublimes. Además, debe haber algo con esos vientos y esos lagos que siempre que volvemos de allí sentimos renovada la manija y la energía de ponernos a laburar y crear cosas para la Delio, algo que a esta altura del año y con cerca de 100 shows encima es re importante

 – ¿En qué proyectos está la Delio Valdez hoy?

 – ¡En muchos! Estamos terminando el trabajo para lanzar nuestro próximo disco que saldrá para fin de año, es un disco en vivo grabado en el show del Gran Rex. Un disco que teníamos muchas ganas de hacer hace tiempo, para que quede reflejada la escencia de la Delio en vivo.

Este año también nos salió la matricula de la cooperativa de trabajo en el INAES así que estamos afianzando un montón de cosas de nuestro laburo interno para estar cada vez mas aceitados y redoblar la apuesta respecto a la forma de laburo que sentimos y militamos que es la cooperativa, independiente y autogestionada. En el horizonte asoman varias canciones originales nuevas y las ganas de poder viajar y salir a tocar a lugares cada vez mas distantes y diferentes, deseamos cada día ser mas cumbiaberxs bailando para ser felices.

La crítica situación económica argentina hace que la gente necesite encontrar la fiesta en algún lado. Al menos acá en Bariloche, cuando viene la Delio es garantía de encontrarse con quienes uno quiere y vivir un fiestón. ¿Cómo viven ustedes eso? ¿les pasa en todos lados? ¿Tiene algo particular para ustedes este momento argentino?

– Si, estamos acostumbrados, y pasa algo similar en todos lados. Incluso a nosotros como músicos también nos pasa. Estamos esperando el momento del show que funciona como una especie de exorcismo, es el momento en que todes nos encontramos y bailando nos sacamos la preocupación, la angustia y el miedo de encima. El baile y la cumbia tiene un poder transformador y sanador ancestral, esta en los origenes del género cuando entre indios y esclavos se juntaban en ruedas, para bailar y cantar y de esa manera tener un balsamo para las cosas pesadas de la existencia.

El momento es muy delicado socialmente y lo percibimos en cada ciudad a la que llegamos, porque la gente esta esperando el cumbión con mucha necesidad y entusiasmo, como un espacio donde encontrase y desahoagarse, donde por un rato se disuelven todas las diferencias y solo somos cuerpos que bailan y giran al ritmo de la cumbia. Somos re contra felices y concientes del privilegio que es poder dedicarnos a esto y sabemos que si bien la cumbia no resuelve necesidades basicas como tener un plato de comida arriba de la mesa, puede, humildemente, ayudar a transitar la mierda mas livianamente y con un poco de alegría

– ¿Cómo es la organización de la Delio Valdez? Entendemos que son una Cooperativa de Trabajo, pero lo que queremos saber es cómo les va con eso en la música, en organizar fechas, giras, componer, armar un disco. ¿Qué libertades les dá ese tipo de organización y qué les complica?

 – Como todas las desiciones tiene sus pros y sus contras. Tenemos absoluta libertad para pensar el destino de nuestro proyecto y eso es muy bueno.  La construcción cooperativa puede ser un poco mas tediosa y puede demorar un poco más en llegar a objetivos concretos, pero tiene la ventaja que las decisiones que decantan grupalmente siempre son las mas légitimas y por la tanto casi nunca nos desfraudan. Esta forma de trabajo te exige estar siempre comprometido, es bueno no tener un patrón mandando, pero a la vez tenés que hacerte responsable y poner la fuerza de trabajo para poder impulsar adelante tu propio proyecto/sueño, porque si aflojás estás perjudicándote a vos y a tus compañeros. Todos los músicos de la Delio pensamos y hacemos cosas distintas para el proyecto todos los días, es bastante más amplio que ensayar, tocar y componer.

La Delio Valdez va estar en Bariloche nuevamente.

– La cumbia en argentina tiene un vínculo directo con lo popular, siendo utilizada incluso para armar géneros propios, villeros, sabaleros, etc. Hace algunos años han surgido otros grupos que no tienen ese origen, sino más bien parecen representar a la cumbia cheta. ¿Cómo se auto-percive la Delio Valdez en ese sentido? ¿Les pesó alguna vez el mote palermitiano?

 – Gente prejuiciosa hay en todos los bandos. Capaz esas clasificaciones sirvieron también para que algunos pudieran diferenciarse o posicionarse y hacer negocios. Lo que les podemos contar es que, por suerte, desde el día que empezamos a tocar hasta hoy, hemos ido viendo como cada vez hay menos prejuicios con la cumbia. Nuestro público es muy heterogeneo y en un cumbión a veces converge el cumbiero tradicional con un rockero o con un punky. Nosotros creemos en la música sincera, hecha con amor y con respeto, es la única que llega realmente a la gente y dura mas que un verano sonando en la radio. La música linda y buena es maravillosa, no importa si es villera, cheta o clasica; importa que este hecha con amor y no pensada como un producto de la industria discografica.

– ¿Se sienten un grupo argentino o Latinoamericano o Tercermundista o qué?

 – ¡Si! ¡Todo eso! (Risas).  La identidad músical de la Delio ha ido cambiando con el tiempo. Cuando empezamos a tocar estabamos super influenciados por las orquestas colombianas tradicionales de los años 60, pero nunca sonamos como ellos porque es imposible, vivimos a miles de kilómetros, con otro clima, con otra historia y atravesados por otros tiempos y otras músicas. En el sonido de la Delio la matriz rítmica siempre fue muy argenta: el bombo a tierra, el ritmo es mas cuadrado y no sincopado como tocan los caribeños. Con el tiempo fuimos encontrando un sonido y una voz propia, poniéndole también sonidos que vienen de otras musicas del mundo. Es una transformación que se termina de armar en nuestro último disco, donde todas las canciones son originales,

– ¿Cuáles son grupos referentes de la Delio Valdez? ¿Pueden proponer un playlist para escuchar con el fin de calmar la ansiedad hasta su visita?

– Imposible terminar de contestar esta pregunta alguna vez. En cambio les proponemos que se escuchen unas cumbitas de Los Corraleros del Majagual o de Pedro Laza y sus Pelayeros, que van obligatoriamente acompañadas y regadas por un buen vinito tinto o esas espumosas artesanales que tan bien les salen a ustedes.

Por Ramiro Sáenz

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen