Los motivos del paro de los sindicatos combativos

Dirigentes regionales analizan la medida de fuerza que este martes afectará a todo el país.

El último paro fue contundente en Bariloche. Foto: Euge Neme.

Ante la apretada del círculo rojo para que María Eugenia Vidal sea candidata a presidenta, las organizaciones del pueblo volvieron a un lema de fines de los ´90: lo que hay que cambiar es el modelo. Aferrados a esa prenda de unidad, el sindicalismo combativo va este martes a un paro general en todo el país que, en Bariloche, incluirá una movilización desde Onelli y Moreno hasta el Centro Cívico a las 12.

De esta manera se expresará aquí el acuerdo al que han arribado días atrás la CTA Autónoma y la de los Trabajadores, Camioneros y La Bancaria, entre otros gremios, dejando en evidencia la debilidad en la que se encuentra la CGT que conducen Héctor Daer y Carlos Acuña.

“Sin duda este paro será contundente y tendrá un contenido político muy importante. Es una señal de unidad que estamos dando en defensa de nuestra producción nacional, el sistema previsional y los salarios justos”, señaló a Al Margen Rodolfo Aguiar, secretario general de ATE y CTA Autónoma Río Negro.

Para el referente de Unter y titular de la CTA de los Trabajadores provincial, Jorge Molina, medidas como esta huelga son las que deben profundizarse de manera activa, con los trabajadores en la calle.

“Muchos medios comerciales hegemónicos instalan que el modelo no se está aplicando bien y que la alternativa puede ser Vidal. Es una batalla cultural la que debemos librar: la opción en octubre no puede ser más de lo mismo”, dijo el dirigente en diálogo con este medio.

En un mismo sentido se manifestó el delegado del sindicato La Bancaria en Bariloche, Germán Fuentealba: “No sirve cambiar por Vidal; hace falta cambiar el modelo económico con consumo interno, apoyo a las PyME y la producción nacional. Esta situación amerita un paro general y una profundización del plan de lucha”.

En todo Río Negro no abrirán las puertas de las escuelas y habrá guardias mínimas en hospitales. Asambleas de trabajadores y trabajadoras del Estado nacional resolvieron no concurrir a sus lugares de trabajo y, por lo tanto, no se prestarán servicios con normalidad en la administración pública, PAMI, ANSES, SENASA, Desarrollo Social de la Nación, INTI, Secretaria de Agricultura Familiar (SAF), Parques Nacionales, UNCO y CONICET. 

Tampoco habrá bancos, y escuelas privadas podrían verse afectadas, porque el gremio Sadop (que pertenece a la CGT) se movilizará y podrían registrarse medidas de fuerza en algunos establecimientos. 

Por Pablo Bassi

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.