La vuelta a la escuela con cartucheras gastadas

La canasta escolar aumentó un 42% respecto al año pasado. ¿Cuánto incide este aumento en el bolsillo de los sectores populares? Experiencias comunitarias para paliar la crisis.

La canasta escolar aumentó 42% respecto al año pasado.

La próxima semana miles de niños y niñas de Bariloche iniciarán un nuevo ciclo lectivo. Pibes y pibas se preparan para el primer día de clase con la expectativa de estrenar zapas, guardapolvo y una cartuchera llena de lápices de colores. Sin embargo, la crisis económica no permitirá cumplir ese sueño al piberío de los barrios más humildes. El costo de la canasta básica escolar tuvo un aumento del 42 %  respecto al año anterior, mientras que los salarios de la economía popular aumentaron solo un 12 %.

Un kit completo para el primer día de clases incluyendo mochila, cartuchera y los útiles básicos (sin contar guardapolvo ni zapatillas) que se usan en la escuela primaria cuestan alrededor de 1890$. Ese costo se corresponde con productos de línea económica y buscando ofertas por las librerías mas grandes de Bariloche.

Tomando en cuenta a una familia tipo con dos hijos en edad escolar serian unos 3.780 $ el costo de la canasta escolar.

“Las familias nos llamaban para decir que los chicos no iniciaban el ciclo lectivo porque no tenían los útiles o porque no tenían guardapolvos o porque no habían cobrado la asignación y eso nos alertó un montón de que los niños no viniesen, porque no tenían la carpeta u hojas. Esto se fue agudizando los últimos años a raíz de políticas de estado que hacen que muchas de nuestras familias que en algún momento pudieron insertarse en el mercado laboral, hoy quedaron por fuera o precarizados y haciendo changas. Algunas familias no tienen otra cosa que la Asignación Universal.” Nos cuenta Yanina Vera directora de la escuela primaria de gestión social Antu Ruka.

La Asignación Universal por Hijo ronda los 2.040 $. Para una mamá jefa de hogar a cargo de 2 hijos  la canasta escolar representará casi el 100% de sus ingresos mensuales.

En el caso de una familia tipo, con un jefe/a de hogar trabajador/a de la economía popular que se encuentre organizado/a en la CTEP y perciba un Salario Social Complementario que ronda los 6.000 $; el impacto será de casi el 64 % de sus ingresos familiares.

Y si la familia percibiera Asignación Universal y Salario Social Complementario y sumara otros 6.000 $ en changas varias, la incidencia de la canasta escolar sería del 24 % de sus Ingresos.

Ante esta situación esa organización gremial movilizó en el día de ayer a las distintas delegaciones del Ministerio de Desarrollo Social de Río Negro exigiendo kits escolares y la declaración de la emergencia alimentaria entre otros puntos.

Cartucheras solidarias

Por otro lado, las organizaciones sociales de la ciudad fueron desarrollando diferentes estrategias ante esta problemática del inicio de clases y las cartucheras (y muchas veces las panzas) vacías.

Edith Espinosa de Grupo Encuentro organización social que hace mas de 25 años trabaja promoviendo derechos con el piberío del Alto nos cuenta: “Este año está complicado, nosotros sabemos hacer una campaña en el Centro Atómico donde nos juntan muchas cosas. Después compramos con lo que tengamos y para los que nos alcance. Hubo años que nos ha alcanzado para armar una bolsita de útiles escolares para todos los chicos que vienen. Ya el año pasado no nos alcanzó. Solo pudimos cubrir a los mas urgentes y con las cosas mas básicas. Ahora tenemos un pequeño presupuesto y con los precios que hay, nos va a alcanzar para comprar muy poquito, y no alcanzaríamos a cubrir a todos los chicos… y cada vez empeora esta situación…

Para nosotros era ideal las épocas donde podíamos armar 50 bolsas iguales con la misma cantidad de útiles. Había una cartuchera, había colores, había fibras… y cada vez se van reduciendo mas las cosas que vamos consiguiendo…”

La escuela de gestión social Antu Ruka empezó a implementar hace unos años las cartucheras comunitarias “nosotros venimos viendo que es cada vez, es mas difícil para las familias acceder a los útiles escolares y ese acceso es una condición imprescindible para la situación de aprendizajenos cuenta Yanina Vera. Con esa premisa comenzaron a construir el proyecto de cartuchera comunitaria queconsiste en crear una sola cartuchera con los elementos necesarios para los alumnos del aula, posibilitando el acceso a todos, de los útiles escolares y concientizando de la importancia de compartir y cuidar los elementos de la cartuchera.

Las familias aportan dos veces al año con lo que pueden y la escuela se encarga de comprar todo lo necesario para el aula. Las cosas no se pierden porque todos los días quedan en la escuela y además los materiales duran mayor tiempo porque los chicos aprenden a cuidarlos comunitariamente. “Nos parece importante que la escuela pueda construir un colectivo comunitario, en una época donde lo individual es el pensamiento hegemónico” dicen desde la organización y remarcan: “Es un dispositivo que va en contra de la lógica. En la escuela tradicional el primer día de clases se pone en evidencia la diferencia en el acceso.  La cartuchera comunitaria es una garantía de derechos ya que cada uno puede acceder a sus propios útiles y la familia descubrió que era mas económica esta modalidad y descansa en lo comunitario de la escuela la responsabilidad de las cartucheras”

Pedido de un maestro barilochense a las familias de 5° grado de una escuela pública.

Por Alejandro Palmas

Equipo de Comunicación popular Colectivo al Margen