Se refrendó en Viedma el compromiso en la lucha por una niñez con derechos

El Tercer Encuentro Nacional por la Niñez reunió durante dos jornadas a más de cien panelistas y unos mil doscientos participantes que colmaron las aulas de la sede del Curza de la UNCO en Viedma para poner en agenda los derechos de niñas, niños y adolecentes en un contexto de avanzada del vaciamiento de las políticas públicas.

45767857_10215363631915497_6369367879275511808_n
Alma se llevómuchos aplausos conla claridad de sus palabras. Foto: Gentileza Gabriela Hernandez.

“Vine al encuentro a compartir y aprender, a fortalecerme como ser humano, mujer y niña, para seguir la lucha”, dice Alma Rivas. Tiene 13 años y hace unos minutos intervino en la mesa de Comunicación Popular y al silencio absoluto le siguieron aplausos que querían permanecer frente a la simpleza y la fuerza de las palabras. “Tenemos que trasformar con mucha paciencia, mucho amor y alegría, sin perder la ternura. ¿Hace cuanto los adultos no juegan a la mancha? Eso es de niño pequeño, dicen de una forma despectiva, como si ser niño estuviera mal.  También dicen que los adolecentes somos el futuro, pero también somos el presente ¿no? háganse cargo de nosotros, de lo que estamos viviendo en el presente. Hay que cambiar estas realidades.  Es importante querernos a nosotros mismos y al que está al lado, destruyamos esa pirámide social y empecemos a construir algo donde seamos todos iguales”, continúa y señala una frase que circula en el encuentro, sintetizando el tinte que se le ha impreso a estos días: “No queremos nada de nosotres sin nosotres”.  Por eso, Alma concluye: “Dicen los pibes necesitan esto, necesitan esto otro. Para nadie sabe qué necesitamos realmente, qué estamos viviendo, cuál es nuestro presente”.

ENM-26
Protagonismo de pibes y pibas en el 3°Encuentro Nacional de Nilñez.

El protagonismo de los niños y las niñas fue justamente un eje central que se trabajó, no solo a lo largo de los dos días del encuentro, sino en los foros que se hicieron previamente en todo el país para arribar a esta instancia.  Es así que participantes de todo el territorio dieron cuerpo a este importante evento que tiene sus antecedentes en La Plata y Rosario. A lo largo de dos días las aulas se colmaron de debates: “Venimos hace dos años protagonizando estos encuentros que son bianuales. Estamos muy contentos con la participación, que superó nuestras expectativas, con mesas, paneles y talleres en simultáneo donde nos encontrarnos para debatir y proponer. Estamos permanentemente a la defensiva, y más en este contexto de retroceso y avance sobre nuestros derechos, con la crecida de políticas punitivas a las que permanentemente les estamos poniendo freno. Por eso, reunirnos y hacer el esfuerzo para parar la pelota y generar propuestas para que la niñez esté en agenda es para nosotros muy importante: queremos que los chicos y la chicas tengan los presupuestos necesarios para que se lleven adelante políticas que  garanticen un piso de igualdad en todo el territorio”, señaló en este sentido Rosario Hasperue, del Foro por los Derechos de la Niñez, una de las organizaciones convocantes junto a la Fundación Che Pibe, la Asociación Trabajadores de Estado  (ATE) y la CTA Autónoma.

En este sentido, una de las acciones concretas que surgió fue la elaboración de un documento que exige a las autoridades del Congreso de la Nación respetar los plazos que marca la ley y designar al Defensor/a del Niño/a.

ENM-11
Multiplicidad de temas fueron abordados enmesas y paneles.

“Estuvimos participando de la mesa del defensor y defensora y se llegó a un petitorio para los legisladores nacionales, exigiendo que se finalice el proceso y que se elija y se apruebe en las Cámaras. Es una figura importante para la consolidación del sistema de promoción y protección de los derechos del niño/a y también para la efectivización de los derechos. Necesitamos cosas concretas”, indica por su parte Marcela Val, de la Fundación Che Pibe y destaca también que a este petitorio se le haya adjuntado un documento redactado por los mismos chicos y chicas donde describen por qué necesitan la figura del defensor/a y cómo debe ser esa persona.

Temas que preocupan

Lo cierto es que a lo largo de las jornadas fueron diversos los temas que se pusieron en relieve en las distintas mesas, que incluyeron ejes como migraciones e impacto en la niñez, derecho a la alimentación, cumplimiento de tratados de derechos humanos, el avance del Estado punitivo, género y transgénero en la niñez, comunicación popular, entre otros. Quedó además expuesto el contexto del modelo económico reinante, con un presupuesto 2019 que destinó 1,7 billones de pesos a cualquier lado menos a salud, educación y niñez.

Finalmente, el sábado, con aportes de niños, niñas y adolescentes, organizaciones, sindicatos, investigadores e investigadoras, docentes, funcionarios, profesionales y militantes de las más diversas experiencias, se dio cierre en Viedma el Tercer Encuentro Nacional por la Niñez.

ENM-24
Lugar para el erte y cultura tuvo el encuentro de Viedma.

Entre las principales conclusiones se definió una jornada nacional de lucha para el próximo 9 de mayo, exigiendo el real funcionamiento del sistema de protección integral de la niñez y adolescencia. Asimismo, se acordó en la necesidad de una reunión nacional de todas las provincias para definir la sede del próximo encuentro en 2020.

Si bien resta la sistematización de informe final, en el cierre se leyeron las conclusiones principales, que se extrajeron de los aportes de compañeros y compañeras de los más de 30 espacios de debate que se dieron en los dos días la discusión. Entre ellas, la distribución de la riqueza como disputa central que atraviesa todos los temas. En este sentido se evidenció un Presupuesto 2019 que presenta una reducción del 70% en áreas como educación y un 30% en la Secretaría Nacional de niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF). Esta situación empeora por el hecho de que en lo que va de 2018 sólo se ejecutaron un 27% del total de las partidas de niñez. Como propuesta surgió “la aplicación de gravámenes sobre los bienes de los dueños de la riqueza: sólo con una mínima de alícuota a 114.000 de los argentinos que tienen un millón de dólares, podría duplicarse la Asignación Universal Por hijo”.

Otro de los puntos que atravesó todos los debates fue la violencia institucional que viven los pibes en sus barrios y específicamente la represión policial. En diversas exposiciones se habló de la necesidad de sistematizar la cantidad de situaciones e implementar “controles populares de las fuerzas de seguridad”. En este sentido, se volvió a decir No a la baja en la edad de punibilidad de los pibes y pibas.

De esta manera y con un abanico tareas para avanzar, las jornadas refrendaron en Viedma el compromiso en la lucha por una niñez con derechos.

 

 

Por Violeta Moraga

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.