La intervención de la transnacional Prosegur, el capitulo mas curioso

El gerente de la sucursal local de la empresa Prosegur, la trasnacional de la seguridad privada de caudales con origen en Europa, asumió toda la responsabilidad del procedimiento desprolijo de aporte de munición de plomo a la policía de Río Negro así como también del uso rarísimo de munición de caza menor para el resguardo de caudales en la jurisdicción bajo su responsabilidad por esos años.

Pueblada 18-06-10 044
Piedras de indignación versus municiones aportadas por Prosegur. Foto: Duke.

Norberto Oscar Bandón, gerente de la sucursal local de Prosegur, confirmó que él dispuso que se le entregara a personal policial munición de plomo, la seleccionó personalmente y entregó tres cajas en una bolsa, la que fue retirada pasadas las 17. Dijo, además, que Prosegur no documentó ni la entrega inicial ni la restitución posterior sin usar, procedimiento muy llamativo en una empresa donde la munición de plomo es central para su trabajo.

Calificó de “un error personal” el uso de munición de plomo 12.70 destinada a la caza menor –llamada “perdicera”- como insumo regular para las guardias de la empresa que protege los caudales de bancos privados y grandes supermercados. Su testimonio tendió a proteger el accionar policial, al punto que agregó que días después de la represión masiva, atento a las observaciones de la prensa local, una empleada de la empresa le comentó que la policía había devuelto sin usar la munición aportada ya que “no era AT”, de propósito generales de posta de goma.

El empleado jerárquico de la empresa dijo no recordar la identidad del “contacto” en la policía que le hizo el singular pedido de munición de refuerzo durante el despliegue represivo.

Este viernes está previsto que declare el policía retirado Patricio Aballay, quien durante semanas no había podido ser localizado por el poder judicial ni la jefatura de policía para que brinde testimonio sobre el episodio Prosegur que lo tiene como uno de los eslabones fundamentales. Aballay se radicó en Jáchal, San Juan, luego de retirarse envuelto también en los pliegues del secuestro y crimen del policía Lucas Muñoz, como en casos de espionaje ilegal al movimiento contra la megaminería, entre otros.

 

Multisectorial contra la impunidad y la represión de Bariloche.

Fotos: Alejandro Palmas

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen