Legal o clandestino, esa es la cuestión

Desde la sanción de la ley provincia 4796 en 2015 y el establecimiento del Protocolo de Interrupción Legal de Embarazos (ILE), en Río Negro las personas que deciden interrumpir un embarazo reciben escucha y un tratamiento acompañado en los Hospitales y salitas de salud para realizar la práctica.

_MG_6259
La movilización permanente del Movimiento de Mujeres logró la media sanción y hoy va por Ley del aborto libre, seguro y gratuito. Foto: Euge Neme

Sara La Spina es la jefa del Departamento de Actividades Programadas para el Área (DAPA) del Hospital Zonal de San Carlos de Bariloche. El DAPA coordina el trabajo de todos los centros de salud de Bariloche. Conversamos con ella para seguir aprendiendo a decidir.

Los números del aborto en Río Negro

La legalización de las interrupciones voluntarias de embarazos permiten no sólo que las mujeres y personas gestantes decidan sobre sus cuerpos y sus vidas, sino también poder acercarnos a información más concretas sobre lo que sucede en la realidad. En la provincia de Río Negro eso es posible desde la sanción de la ley 4796.

En el informe que realizó el Ministerio de Salud de la Provincia de Río Negro, y específicamente el área de Coordinación Provincial de Salud Materno Infanto Juvenil, podemos leer que en el 2017 hubo 130 interrupciones de embarazos en Río Negro. De ese total, el 75,3% de los casos fueron mujeres y/o personas gestantes mayores de 20 años. Sólo el 20,7% de las personas que solicitaron una ILE eran menores de 20 anos. Otro dato importante que arroja el informe es que 126 de las personas que solicitaron una ILE lo hicieron por motivos de salud, 3 por violaciones y 1 porque su vida corría peligro.

Estos datos permiten discutir algunos prejuicios que circulan en la sociedad. Por un lado, la idea de que las mujeres van a salir en estampida a realizarse abortos, o que ahora se va a usar el aborto como método anticonceptivo. Por el momento hay 130 casos registrados. Es importante destacar que sólo el 36% de las áreas programas (para que se entienda: Bariloche es un área programa, el Bolsón es otra área programa, por ejemplo) enviaron los datos. Con lo cual falta mucho para tener datos certeros de la provincia. Pero es un comienzo.

Otro de los mitos que estos datos echan por tierra es el de “son las pibitas” las que más abortan. En los datos oficiales del Ministerio de Salud de la Provincia de Río Negro podemos ver que la mayoría de los casos son personas mayores de 20 años,  ya no adolescentes.

Desde adentro del sistema de salud

Para profundizar sobre estos datos conversamos con Sara La Spina, jefa del DAPA de Bariloche. Ella nos cuenta que los datos provinciales se construyen en base a la planilla mensual que envían todos los meses.

– ¿Las planillas se llenan por centro de salud?

-Claro, los centros de salud somos parte del hospital. Todo se centraliza acá. Cada centro va elevando la planilla, la recolectamos y la elevamos al programa de salud. Estos 130 casos son los recolectados en toda la provincia. No todas las áreas programa están elevando los datos. Todas las áreas programas tendrían que elevar los datos, pero de toda la provincia, sólo el 36% de las áreas programa enviaron las planillas mensuales. Se destaca que el DAPA de Bariloche envió todas las planillas mensuales. Así que gran parte de los datos que figuran en el informe son referidos a Bariloche.

– ¿Todos los centros de salud mandan los datos?

-Sí, este año estamos un poco más lentos pero sí. Además si no llega la planilla cuando tenés que enviar el tratamiento se complica.

– ¿Qué incluye el tratamiento?

-La escucha, el acompañamiento y las pastillas. Y vos podés tener un ingreso por el centro de salud o por el hospital. Para que no tenga que venir la mujer a buscar la medicación, en el centro de salud los médicos que entrevistan y hacen las ecografías nos piden a nosotros la medicación para las personas que están en situación de ILE (esto es: que decidieron realizar una interrupción voluntaria de su embarazo). Nosotros se las enviamos y sigue siendo en el circuito donde la mujer se mueve y se siente en confianza. Entonces en el centro de salud nos mandan la receta por la Oxaprost para determinada paciente. Nosotras hacemos el paquetito y lo mandamos al centro de salud para que al otro día llegue. Se las mandamos para que todo se maneje en el ámbito que la mujer se está manejando. Mientras tanto hay un acompañamiento a la mujer. Lo hacemos con otras medicaciones también. Si el centro de salud necesita un Salbutamol porque no tiene también tratamos de que llegue. Es una medicación más. La gente va a la salita entonces estas cosas tienen que estar en la salita.

-Estos casos de 130, ¿podes arriesgar cuántos son de Bariloche?

-No, no sabemos. También para nosotros es un aprendizaje, de empezar a buscar datos y tener el dato oficial. Porque también cuando se hablan, en diputados y senadores, usan números muy grandes. Pero nosotros nunca hablamos de números porque estaba en la clandestinidad, siempre. Entonces ¿Qué es lo que estamos pidiendo hoy? Yo no digo si el aborto es bueno o es malo. Tiene que ser legal o ilegal. Después cada una decide. Sino, lo dejamos ilegal y se siguen muriendo mujeres. Que es lo que cambió en nuestra provincia con la ley provincia 4796 y el protocolo ILE: darle un marco de seguridad a la mujer que por determinada situación terminó en esa decisión.  Que además yo no creo que a ninguna mujer le sea fácil tomar esa decisión. Y terminar en un lugar clandestino donde el riesgo es mucho mayor no está bien. Esta es la discusión. Se trató de desdibujar en estos días. La discusión es si es legal o es clandestina. No estamos pidiendo aborto para todas, sino legalización.

En unas horas nomás, en Bariloche las organizaciones feministas y las personas que luchan por el derecho a decidir saldremos a la calle a hacer historia. Que sea ley.

Florencia Taylor

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen