“En este juicio no hay garantías de lo que significa el debido proceso.”

Milagro Sala tuvo una descompensación en el contexto del inicio del juicio por la causa conocida como “Pibes Villeros”. Gabriela Tijman, periodista de El Submarino y residente en San Salvador de Jujuy nos pone en contexto cual es el origen de esta dolencia.

mural-por-milagro-color-1– ¿Cómo está Milagro luego de su internación?

– En principio les cuento que Milagro Sala ya está en la casa de El Carmen donde ya hace un año y unos meses está cumpliendo la prisión domiciliaria, esa prisión tan sui generis que le impuso el Juez Pablo Pullen Llermanos. Pasó una semana difícil, el martes 31 de julio a la mañana cuando estaba prevista la audiencia del juicio que empezó la semana pasada que se conoce como la causa “Pibes villeros” tuvo una descompensación en su casa. La atendió el SAME que demoró mucho en llegar y finalmente la trasladaron al Hospital Pablo Soria que es el hospital cabecera de la provincia.

A partir de allí la verdad que hubo mucha preocupación porque hubo bastante hermetismo. En principio no permitían a los abogados verla, circulaban muchas versiones y no había partes oficiales. Lo cierto es que Milagro entró con un cuadro de descompensación aparentemente por haber injerido algún ansiolítico.

Los quiero poner en contexto, Milagro viene por supuesto con mucha presión por toda la situación. Las últimas semanas, con el inicio de este juicio se sumaron otras dificultades. En principio hay un cuestionamiento muy grande al Tribunal, la presidenta del Tribunal no aprobó los exámenes para acceder al concurso que finalmente la puso en ese lugar. El tribunal no permite la presencia de la prensa, la sensación es que están todos condenados y que en este juicio no hay garantías de lo que significa el debido proceso. Eso supone una tensión extra.

Milagro está mejor de salud. Ayer participó de la audiencia que fue maratónica, término a las 2 de la mañana. No estuvo en la sala, sino en una habitación contigua acompañada por su psicóloga porque ella pidió eso. Ayer testimoniaron dos supuestos ex-cooperativistas arrepentidos. No conocemos demasiado sobre el contenido de esas declaraciones. En un caso aparentemente no hay coincidencia con lo que había declarado en la etapa de instrucción, hizo sus acusaciones originales hacia Milagro Sala y la Cooperativa. Incluso hubo un pedido de imputación por falso testimonio de este testigo.

– ¿Cómo se vive el cruce entre el Gobernador Gerardo Morales y el presidente de Bolivia Evo Morales por el apoyo que le brindó a Milagro?

-La Universidad Nacional de Jujuy le va a entregar a Evo el título de Doctor Honoris Causa en los próximos días. Se hicieron en Jujuy las fiestas oficiales en conmemoración por la independencia de Bolivia que se hacen con la participación del Gobierno de la Provincia todos los años, es una tradición.

Además de ser vecinos, la comunidad boliviana en Jujuy es enorme, tenemos un consulado y lo curioso es que el Gobernador Gerardo Morales hoy no estuvo en esos festejos protocolares sino que mandó al vicegobernador. Suponemos que tiene que ver con ese intercambio. Lo que está claro es que a Gerardo Morales todo lo que se llame Milagro Sala le irrita. Es claramente un tema personal, es la percepción que tenemos. No puede manejar este tema con seriedad.

– ¿Cuál es el peso que tiene el Diario El Tribuno en la vida cotidiana de las y los jujeños?

-El Tribuno es hoy por hoy el único diario local en papel. Es un subsidiario de El Tribuno de Salta. El director de El Tribuno de Jujuy es el actual presidente del Partido Justicialista de Jujuy y Diputado Provincial, el señor Rubén Rivarola que es una figura política tradicional.

Es una situación difícil que no se puede resumir… El columnista político de este diario es el ex gobernador Carlos Alfonso Ferraro. Es un hombre que después de ser gobernador en los noventa, fue juzgado y condenado con una inhabilitación para ejercer cargos públicos. Estaba implicado en un hecho de corrupción muy grave que tenía que ver con un desvío de fondos que estaban destinados finalmente para la compra de drogas oncológicas. Ese señor, que fue condenado, es hoy el que escribe el panorama político de El Tribuno todos los lunes.

 

Por Fabián Agosta y Julia Biagioli

Equipo de Comunicación Popular Colectivo Al Margen

A %d blogueros les gusta esto: