Ganas de cambiarlo todo

Estos son días para sentirse orgullosxs de ser diversxs, diferentes y disidentes. Este jueves 28 de junio es el Día Internacional del Orgullo LGBT y desde el Al Margen nos reunimos con Federico, Bautista y Alex, tres varones trans que transitan y militan por los derechos en la cotidiana. Entre mate y risas cómplices, abordamos las diferentes problemáticas y situaciones diarias que vive la población trans en Bariloche.

 

varones trans-EUGE NEME
Alex Anfuso, coordinador de Hombres Trans Río Negro ATTTA. Foto Euge Neme.

– ¿Cuáles son las principales problemáticas de la población trans?

Alex: El acceso al derecho a un trabajo registral, se podrían decir que es uno de los problemas que tiene la población trans en Bariloche. Porque sin un trabajo registrado no tenemos los derechos que las personas cis (personas cuya identidad de género coincide con el género asignado al momento del nacimiento) sí tienen, como adquirir una vivienda…

Federico: Una obra social, jubilación, que son las cosas más importantes para una persona.

Federico: El acceso a la salud es otra problemática. Acá en Bariloche está funcionando bien el hospital público. Pero en otros lugares de la Argentina no es así.

Alex: Con Federico estuvimos más de dos años tratando de que llegue la masculinización de tórax para los varones trans. Logramos pedir y tener a un especialista de tórax. En Río Negro no había, y gracias a la gestión de Leo Gil logramos que venga Ignacio Del Pin que es el cirujano especialista en masculinización de tórax de Neuquén.

– ¿Y específicamente de los varones trans? ¿Cuáles son sus problemáticas? ¿A qué trabajos acceden?

Bautista: En lo personal, yo me crie en mi familia y la mayoría son mujeres. Y a mí siempre me inculcaron que la mujer tiene que hacer las cosas de la casa. Entonces yo crecí con eso, y aprendí eso. Y hoy limpio casas. Entonces es como que cuando sale alguna otra propuesta me da ese miedo de que me salga mal o no tener el conocimiento de cómo hacerlo. Obviamente estoy equivocado. Y muchas veces se me ha acercado gente a decirme “¿por qué trabajas en eso si sos hombre?” o “¿por qué no estás en la construcción si soy hombre?”.

Alex: Esta sociedad patriarcal y machista nos crio de esa manera. Pero la problemática mayor es que somos hombres con vagina, con tetas, y que esta sociedad no está preparada para que haya hombres con vaginas y tetas.

Federico: Y con poca fuerza…

Alex: Claro. A mí me pasó de trabajar en una panadería, trabajo que me gustaba porque estaba aprendiendo pastelería y no me dejaban cargar la bolsa de harina porque me podía hacer una hernia. Lo cual está perfecto. Pero un día me pelié con el pastelero porque me gritó y después de hablar con el dueño de la panadería, el pastelero me sacó para afuera y me dice: “yo necesito una persona con huevos acá”. Yo pensé: “bueno, una persona que le gusta que le griten”. Pero él repitió “con huevos” y me hace una seña. Como que no nos consideran lo suficientemente hombres para el trabajo que la sociedad le asigna a los varones porque tenemos tetas y vagina.

Federico: Lo que nos suele pasar al comienzo de la transición es que entramos en una especie de conflicto con nosotros mismos. Porque decimos “sí, bueno, somos hombres ¿qué tenemos que hacer?” Y vamos hacia los roles impuestos por la sociedad ¿qué hace el hombre? ¿qué hace la mujer? Me costó mucho al principio porque quería demostrar una masculinidad como me enseñaron, lamentablemente, pero después me dije: “¿Para qué? Ya fue”. No es necesario ser bruto, ser fuerte, ni gritar en una cancha, no es necesario. Como que tratamos de irnos de-construyendo y formar nuevas masculinidades. Que no tengan que ver con el patriarcado. Que seamos personas sanas.

-Cuando empezaron a transitar la vida como varones trans ¿descubrieron códigos machistas entre varones que antes no percibían?

Federico: Lamentablemente sí. El otro día tenía que llevar a cambiarle las cubiertas al auto y estaba sentado y estaban pasando un partido del mundial. Y llegaban otros hombres y me preguntaban “¿cómo va el partido? ¿viste lo que hizo él, o aquel?

Alex: Y capaz que eso a una chica no se lo preguntan.

Federico: Yo estaba ahí callado y no contestaba nada ¿por qué tengo la obligación de estar mirando? Y con respecto a las mujeres, muchas veces me ha pasado de salir con personas que eran mis amigos y pasaba un grupo de chicas y me decían “no, mira, el cuerpo que tiene es chica”, lo dicen con otras palabras pero yo no quiero repetirlas. Y yo les decía “Pero ¿por qué tienen que mirarlas así? ¿No ven que se sienten incomodas? Por culpa de personas como ustedes las mujeres se sienten con miedo en la calle”. Y en los grupos de wasap también. Muchas veces personas que no saben que soy un chico trans, me han metido en grupos en donde hay solamente hombres y la verdad es que es horrible. Prefiero salir de esos grupos, va en contra mío. Se pasan videos en donde las mujeres son objetos sexuales. Por eso no quiero pertenecer a eso.

Alex: Y también por haberlo pasado. Antes de mi transición me pasó, ir por la calle y que pasen 5 pibes y que te digan “uh, que terribles piernas” o en un boliche que te toquen el culo. Nosotros lo vivimos. Yo fui muy masculina en mi tiempo e igual me tocaban el culo, igual me tocaban el pelo, me acosaban y me arrinconaban contra la pared y me querían besar y yo les decía: “No, ¿por qué? ¿porque tenés pito te pensás que podés hacer eso?” Es horrible.

varones trans-EUGE NEME_5
La discriminación, una constante que padecen las minorías disidentes. Foto: Euge Neme.

– ¿Qué aportes pueden hacer los varones trans a esa construcción de las nuevas masculinidades?

Alex: Hay una cosa que por ahí esta bueno reflejar cuando hablamos de ser y pensar diferentes. A mí siempre me trataron como puto por ser como soy, por no hablar de mujeres, por no hablar de culos. No saben que soy varón trans y me preguntan: “Che, pero vos ¿Qué onda? ¿Sos puto no? ¿por qué no hablas de minas?” Yo si tengo una novia no sé si voy a estar encima todo el tiempo, agarradxs de la mano por la calle. Y como no lo ven, y encima tenés gestos, te tratan como puto.

Federico: O no querés contar cosas íntimas que haces con tu pareja.

Bautista: A mí me ha pasado con mi familia, que te hacen las típicas preguntas: “¿cómo la satisfaces…?”

Federico: Si no tenés un órgano… (risas)

Alex: ¡Necesitas pene! (risas)

-Una sociedad falocéntrica, ¿no?             

Federico: Si un hombre cis piensa que es necesario tener pene para darle placer a una persona está muy equivocado.

Alex: Eso es algo de las nuevas masculinidades. Entender eso. Primero más que nada, aceptar nuestro cuerpo. Y que no necesitamos penetración para sentir placer. Empezar a cambiar eso. Ya cuando vos empezás a plantear que podés darle placer a una mujer cis sin penetración, a un hombre cis no le cabe, te dicen: “¿cómo haces?” (risas)

Federico: O te dicen: “ah, ¿pero era lesbiana ella?” Como varón trans heterosexual me ha pasado. Pero una mujer que este conmigo no es lesbiana, porque a mí no me ven como una mujer. Y creo que nunca lo fui, interiormente nunca lo fui. Da rabia, pero al mismo tiempo nos terminamos riendo de muchas cosas que dicen.

Alex: También para entrar en las nuevas masculinidades, es importante hablar de la heterosexualidad y la homosexualidad. Porque cuando ven a una chico gay y trans es como se transforma todo y te dicen: “pero ¿por qué no te quedaste como mujer si te gustan los hombres?

Federico: Exactamente. O hay parejas de un varón trans con una mujer trans y les preguntan: “¿Por qué no te quedaste como antes si era lo mismo?” No tiene nada que ver la orientación sexual con tu identidad de género.

– ¿Cuál es el proceso por el que pasa una persona que quiere acomodar su cuerpo y su identidad a su autopercepción?

Alex: El proceso es muy flashero.

Federico: Es lindo

Alex: Hasta mis 20 años yo no conocía hombres trans. Siempre supe que algo me pasaba, como que sentía “¿por qué no puedo hacer esto?”. Y al mismo tiempo no entendía. Y a los 20 años conocí a un hombre trans y me dijo “sos un trans”. Y me dije: “¡ah, es verdad!” Yo no sabía. Era hablar con él y sacarme todas las dudas y decir “vivimos lo mismo, sentimos lo mismo”. Yo lloraba todas las noches por despertarme al otro día y ser un hombre. Sentir esa necesidad. Y a él le pasaba lo mismo. Y hablando con otros chicos trans, también les pasaba. Al principio te sentías tan solo, pero después estas rodeado de personas que les pasa lo mismo.

Federico: Siempre, desde muy chico, me miraba al espejo antes de irme a dormir, y rezaba, porque es lo que me inculcaban en ese momento, y miraba al techo y decía: “Dios, por favor, quiero despertarme y que mi cuerpo refleje lo que siento por dentro”. Nosotros siempre lo sabemos. Pero me decía: “estoy imaginando cualquier cosa, esto es imposible”. Yo pensaba que esto era imposible. Sí, veía a Flor de la V en la tele, y a un montón de mujeres trans. Siempre eran más vistas las mujeres trans. Entonces yo decía que no existía lo mío.

Alex: Por eso la lucha de nosotros es constantemente hacernos visibles. Porque si no somos visibles no existimos. Y cuantos pibes van a leer esto y se van a sentir reflejados.

-Y en la transformación, primero hay una situación de percepción personal y después ¿qué pasa?

Federico: Y es la valentía de salir.

Bautista: Antes de empezar el tratamiento, caí en una especie de depresión, y me miraba al espejo y me sentía enfermo. Ya los conocía, e igual hablaba con Fede y él me decía las cosas que le pasaban, y yo decía “me siento igual” pero sentía esa presión de mi familia y de la sociedad de que lo que yo sentía estaba mal. Entonces bueno, terminé con ataques de ansiedad y en el hospital y en todas las charlas que tenía con los profesionales, siempre llegaba a lo mismo. Hasta que yo me di cuenta, y me abrí, y me senté conmigo mismo a escucharme y dije “tengo que darle para adelante, si estoy acá hoy es por algo”. Entonces ahí empecé y con la ayuda de los chicos, que fueron un apoyo muy grande para mí. Empecé y ahora es muy flashero los cambios, y me siento cada vez más feliz. Me miro al espejo y es una satisfacción muy grande.

Federico: Claro, te sale un pelo y uno es feliz (risas). No es necesario tener barba, pero bueno.

– ¿Cuáles serían los apoyos más importantes que tiene que tener una persona que inicia una transformación?

Bautista: Yo antes me sentía re solo, y cuando los conocí a ellos, que me escuchaban, me sentí acompañado. Eso era lo más importante. Que me escuchaban.

Federico: Por lo general eso hacemos, entre nosotros los varones trans. Si viene un chico que quiere empezar o algo, capaz nos habla y nos hace muchas preguntas y es como que nos damos cuenta. Entonces estamos ahí, no importa si somos los mejores amigos, pero tratamos de estar ahí. Porque eso también hicieron con nosotros.

Alex: Hay que trabajar un montón todavía. Pero hay que involucrarse y generar consciencia a nuestro alrededor.

Federico: Cuando salimos a hacer talleres me enorgullece un montón ver como las nuevas generaciones vienen con todas las ganas de cambiarlo todo.

Alex: Es muy zarpado trabajar con la secundaria, y salir a las marchas y ver la cantidad de pibas marchando por Ni una menos, y vos decís “qué futuro que se viene”. Me siento orgulloso de sentirme parte.

 

Por Florencia Taylor

Fotografías: Eugenia Neme

 Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen

 

1 Trackback / Pingback

  1. Ganas de cambiarlo todo — Al Margen – macacosres

Los comentarios están cerrados.