Necesitamos los feminismos

Se realizó el último encuentro de la Escuela Popular de Géneros Al Margen que trabajó con el eje mujeres y organización política. Se aglutinaron siete colectivos que militan la cuestión de género en Bariloche para compartir su experiencia.

DSC_2216

Como primer actividad se realizó un balance colectivo. Una de las propuestas fue definir a la Escuela Popular de Género en tres palabras; multiplicar, empoderarse, pensarnos, reflexión, confianza, diversidad, encuentro, sinergia fueron algunas. Una certeza; esto no se termina. Las experiencias populares no tienen principio y fin, sino que nos van atravesando en lo cotidiano. Las caras que se vieron en esta Escuela, seguramente se reencuentren en marchas, charlas y movilizaciones.

Con respecto al eje en sí, la idea fue encararlo desde la práctica concreta de siete colectivos que militan en Bariloche; Mala Junta, la Red de Géneros, Generando Géneros, ATTTA, Unter, compañeras del pueblo mapuche y Colectivo al Margen. Entendemos que existen múltiples tipos de feminismos y formas de luchar, y que en esta realidad imperante se hace urgente abarcar las cuestiones de género desde diversos frentes.

Mala Junta es el área de género de la organización nacional Patria Grande. Se definen como “un feminismo mixto, popular y disidente”. Entre muchas otras cosas, organizan autogestivamente los viajes al Encuentro Nacional de Mujeres. Este año fueron a Chaco, junto con compañeras de La Angostura, Bolsón y San Martín de los Andes. Uno de sus objetivos es empezar a tejer redes a nivel regional, de cara al ENM del 2018 que será en Trelew.

La Red de Géneros comenzó siendo una red inter-institucional. “Muchas de nosotras trabajamos en el Estado y empezamos a sentirnos fuera de las políticas públicas. A partir del 2015 hubo un quiebre, no nos representamos más institucionalmente, sino como un espacio de militancia feminista.” El desmantelamiento de las políticas de género a nivel local, provincial y nacional es creciente, en este sentido “La Red es un espacio de denuncia, nosotras estamos en contra de las políticas de Mauricio Macri y de Gustavo Genusso”.

La Colectiva Generando Géneros se formó en el 2014 y define como “un espacio esencial para los colectivos de la diversidad sexual para encontrarnos, porque sufrimos discriminación en todos los ámbitos”. Pertenecen a la FALGBT (Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans) que ha logrado muchos avances en derechos como la Ley de matrimonio igualitario y la Ley de identidad de género.

Esta colectiva trabaja conjuntamente con ATTTA, la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina: “Llevamos más de 24 años de activismo en el país, trabajando por la adquisición de derechos que fueron históricamente negados para la comunidad trans. Desde el 2013 estamos trabajando en Bariloche”. Este año están organizando con otros colectivos la Marcha del Orgullo, que será el 2 de diciembre en el Centro cívico.

Unter es un sindicato docente que pertenece a nivel nacional a CTERA: “Dentro de las Escuela nos atraviesan todas las cuestiones de género. Creemos que la Ley de Educación Sexual Integral que hoy está corriendo peligro, abrió debate entre la docencia. La escuela en algún punto sigue siendo conservadora y es un espacio de disputa.” Uno de sus objetivos principales como mujeres dentro del sindicato, es difundir y acompañar la licencia gremial de las educadoras víctimas de violencia de género.

La presentación de las compañeras del pueblo mapuche fue en mapudungun. “Para dentro de nuestro pueblo hay una gran heterogeneidad, lo que nosotras decimos representa una parte. Tenemos tantas urgencias como pueblo que no nos podemos detener en algunas cuestiones, el rol de la mujer es uno”. El diálogo giró en torno a la ancestralidad, las representaciones de lo femenino y masculino, los estereotipos. “Nosotros decimos que un pueblo libre no oprime la diversidad, y nosotros éramos un pueblo libre… cómo fue que la Iglesia nos atravesó profundamente con el binarismo y muchas veces no nos permite reconocer diferencias.”

La ronda finalizó con las palabras del Colectivo Al Margen, que comienza como una revista en el 2004 y se empieza a multiplicar para conformarse en una organización social con varias líneas de trabajo que promueven los derechos humanos con una lógica de trabajo. En el 2016 se conforma es Espacio de género, que aglutina a compañeras de diferentes líneas y, entre otras cosas, este año encaró un espacio de yoga en el Barrio Nahuel Hué y la Escuela Popular de Géneros.

Nos toca agradecer a toda la gente que hizo posible que estos seis encuentros se lleven a cabo. Estamos en el camino de la construcción de feminismos populares, antipatriarcales, anticapitalistas que nos encuentren en las calles, en nuestros espacios de trabajo y militancia, en nuestros hogares, y -sobre todo- en nuestras cabezas.  Se viene el 25 de noviembre, día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. Nos reencontramos en la marcha.

 

 

Por Escuela Popular de Géneros Colectivo al Margen.

 

A %d blogueros les gusta esto: