“La política de ciencia y tecnología no es ajena al proyecto de país que se tenga”

Dialogamos con Manuel De Paz becario del CONICET y miembro de Científicxs y universitarixs autoconvocadxs Bariloche sobre la ley de fomento a largo plazo y el panorama actual del campo científico y tecnológico a nivel nacional.

recorte ciencia 2

– ¿Cuál es el panorama actual frente al recorte en la ciencia y técnica que comenzó en año pasado?

-La situación de la gente que quedó fuera del CONICET sigue en plena incertidumbre. Esto se da en un contexto general de ajuste que tiene que ver con la ciencia y tecnología pero también con varias actividades que están relacionadas y requieren cosas que hacemos los científicos, así sea un programa de salud integral, la construcción de un satélite, etc.

En cuanto al caso particular de los afectados directos por el recorte que empezó a darse el año pasado, el gobierno actual está incumpliendo un acuerdo que firmó con todas las organizaciones de becarios e investigadores. Este implicaba lograr la incorporación de la gente que había quedado afuera de la carrera de CONICET ya sea en otros organismos de ciencia y tecnología, en las universidades o en distintos estamentos del estado con las mismas condiciones laborales para hacer investigación.

Al día de hoy, lo único que hay es un convenio con todas las universidades que no está del todo claro. Les ofrecerían a estas 400 personas altamente calificadas -por las cuales el estado invirtió mucho en su formación- cargos interinos que no respetan las condiciones laborales que venían teniendo ni la autonomía de las universidades que los recibirían.

Para decirlo de forma simple: el CONICET traslada el conflicto a las universidades. No está garantizado si esas personas van a continuar después de dos años, cuáles van a ser realmente sus sueldos y tareas. La situación tiene poca perspectiva de futuro.

– ¿Qué novedades hay al respeto de la presentación de la Ley de fomento a la ciencia y técnica en el Senado Nacional?

-La semana pasada ese proyecto tuvo media sanción en el Senado. Es una ley de financiamiento de la ciencia y tecnología a largo plazo. Esto se da en un marco de ajuste y en un contexto donde se venía de un período de crecimiento de la ciencia y la técnica y en donde la sociedad las había tomado como una política de Estado.

En este marco, donde se ve que un montón de cosas parecían consolidadas, no están así en un gobierno como el actual, se promueven desde las cámaras de diputados y senadores distintos proyectos para asegurar el financiamiento. En este caso, en diputados iba avanzando bastante un dictamen, pero en el Senado logró llegar al recinto y se votó favorablemente.

El único partido que votó en contra fue Cambiemos. El proyecto que salió prevé un aumento progresivo de lo que dedica el Estado de su presupuesto a ciencia y tecnología. Hoy es un menos del 0.5% del PBI al 3% en el 2030.

Es una muy buena noticia que antes de la discusión del presupuesto del año que viene haya una media sanción que por lo menos cambia el eje de la discusión del presupuesto. Ya hay un consenso generalizado de la gente que venía trabajando el tema de avanzar con este proyecto.

– ¿Hay fechas pautadas para seguir con este debate?

-No hay fechas certeras. El martes 29 la presidenta de la Comisión de ciencia y técnica de diputados dijo que iban a tratar de no avanzar con los proyectos que tenían propios de diputados y agarrar el del Senado para tener si o si a fin de año una Ley de financiamiento a la ciencia y la tecnología.

La perspectiva parece buena. Lo que pasa en Diputados es que Cambiemos tiene un mayor peso relativo que en Senadores. En algún momento muchos mirábamos con recelo a los Senadores que impulsaban los distintos proyectos porque algunos habían votado el acuerdo con los buitres, el presupuesto de ajuste del año pasado… esos mismos Senadores, en muchos casos, ahora promovieron esta ley.

Lo cierto es que hoy tenemos una media sanción y podemos seguir avanzando. En Diputados va a tener mucho peso lo que hagan estos “opo-oficialistas” ante la presión del gobierno de que no salga una ley de este tipo.

La política de ciencia y tecnología no es ajena al proyecto de país que se tenga. Si hay un proyecto de país para volver a 1810, a un país agrario, la ciencia y tecnología no es necesaria. En cambio, si queremos un país más desarrollado, con industrias, con políticas públicas insertas en el territorio, con políticas de memoria, los científicos tenemos mucho para aportar e intercambiar con los distintos sectores de la sociedad.

– ¿Cuáles son las próximas actividades de Científicxs y universitarixs autoconvocadxs Bariloche?

-El próximo 25 de septiembre, en el marco de un ciclo de charlas de divulgación científica que tiene el INBIOMA (Instituto de investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente) nos invitaron a realizar una charla-debate sobre ciencia y tecnología como política de Estado.

Esto viene muy bien en el marco de la discusión por la ley de financiamiento y de las políticas de Estado. Nuestros proyectos siempre son a largo plazo, nuestra formación lleva años… esas estructuras cuando hay periodos de ajuste hacen que muchos de los más formados no tengan lugar donde aplicar sus conocimientos y decidan dedicarse a otras actividades o irse del país. Eso ya lo sufrimos.

La charla es en la Biblioteca Sarmiento a las 18hs. y van a estar, aparte de nosotros y nosotras, Diego Hurtado, historiador de la ciencia y Matías Bianchi, ex presidente de ARSAT. La entrada es libre y gratuita.

 

Por Mariela Martínez, Fabián Agosta y Julia Biagioli

Equipo de Comunicación Popular Colectivo Al Margen

A %d blogueros les gusta esto: