Parlamento autoconvocado mapuche-tehuelche.

Dialogamos con Luis Pilquiman sobre el  encuentro autoconvocado de los pueblos originarios que desde ayer y hasta mañana se desarrolla en Ingeniero Jacobacci. Código de tierras, planta nuclear y estigmatización de los pueblos originarios son algunas de los temas que parlamentarán los pueblos mapuche- tehuelche.

bandera

Fotografía: Hernan Pirato Mazza.

– ¿Cuál es el objetivo de este encuentro?

-El parlamento es un espacio de organización que nos hemos venido dando desde los noventa a estos tiempos con distintas comunidades y organizaciones de la provincia. Normalmente todos los años se hace un parlamento para analizar distintas situaciones de la realidad y también se designan las personas que van al organismo indígena de la provincia que es el CODECI (Consejo de Desarrollo de las Comunidades Indígenas) donde se designan cuatro de los seis miembros que integran ese cuerpo, los otros dos los designa el gobierno.

A partir de ahí se diseñan los lineamientos generales de las estrategias a trabajar durante el año. Este año ha tenido bastantes dificultados porque se ha generado una situación política que ha llegado a que este parlamento no se haya dado en tiempo…siempre lo hacemos en febrero y recién lo estamos haciendo a fin de año.

Hay situaciones muy preocupantes como el avance del nuevo código de tierras fiscales de la provincia, impulsado por el mismo gobernador, toda esta idea de generar la modificación del uso de la tierra, sumado a los temas de carácter público de la Planta Nuclear.

La política misma que el gobierno provincial pretende desarrollar en nuestros territorios y lo último que está pasando ahora con toda esta idea de estigmatizar al pueblo mapuche. La verdad que son situaciones que nos atraviesan a todos y por eso queremos juntarnos para analizar y debatir.

– ¿Cómo está el ánimo para encontrarse entre la comunidad mapuche tehuelche?

-Hay muchas necesidades y preocupaciones. Lo cierto es que es un parlamento autoconvocado y la diferencia con otro momento es que se lograba sacarle algún recurso al gobierno para poder facilitarle la llegada a nuestra gente.

En este caso el gobierno ha hecho la negativa, inclusive muchos hermanos que hoy están en el CODECI también han tardado en hacer las gestiones para que esto se pueda dar. A partir de esta situación de negatividad, nuestras autoridades han decidido autoconvocarse y a partir de nuestra propia gestión poder juntarnos en Jacobacci estos días.

– ¿Cómo los atraviesa esta realidad que los ubica en un lugar preponderante en los medios de comunicación masivos?

-En ese sentido nosotros días pasados analizamos internamente, cuando estábamos haciendo la organización del parlamento, que el Banco Mundial y los que manejan la economía a nivel global definen estrategias de conflictos.

En algún momento fue el comunismo, se reprimió a esos sectores y desde hace un tiempo a esta parte se viene entendiendo que las organizaciones ambientalistas y las de pueblos originarios son la hipótesis de conflicto de estos tiempos. Esto a nivel macro lo planteo.

A nivel local lo que ha pasado es que con este gobierno de derecha, dueño de muchos capitales, se están generando políticas de exclusión, de acorralar, de encontrar un enemigo interno. Quieren tomar al pueblo mapuche como uno de ellos y la verdad que esto es para analizar. Como pueblo, como sociedad no hemos vivido una situación similar a esta.

Históricamente ha habido hostigamiento y falta de respuesta para nuestra gente. Si bien en Argentina y algunas provincias tienen una importante cantidad de elementos jurídicos que reconocen nuestros derechos, lo cierto es que en la práctica nada de eso existe. Esta situación nos lleva a plantarnos en una nueva realidad que nos toca ver, estamos en ese desafío con la firmeza que el pueblo mapuche siempre ha tenido.

Defendemos fundamentalmente nuestro vínculo con el territorio y tomando nuestro pensamiento ancestral como marco ideológico para estos tiempos.  Cada uno de nuestros hermanos puede tener alguna militancia, en algún partido político pero nuestra organización no responde a ninguna estructura partidaria. Somos pueblos originarios, defendemos la mapu y el equilibrio natural que nos permite seguir viviendo.

– ¿A qué refiere la paralización de la Ley 26.160?

-Nada es aislado, el proceso de identificarnos como enemigos, de demonizar las demandas del pueblo mapuche, de estigmatizar a todos nuestros hermanos que dignamente hacen procesos de reivindicación de generación en generación.

La verdad que todo este panorama que construye el gobierno nacional, avalado por el gobierno provincial intenta suspender un montón de derechos legales, reconocidos que han brindado cierto resguardo a nuestro territorio. La Ley 26.160 de emergencia territorial viene haciendo un relevamiento jurídico, catastral y antropológico para demarcar nuestro territorio actual y nuestro territorio perdido. Está a punto de no ser renovada ahora en noviembre.

Un recurso que se debería bajar el gobierno para poder seguir con este trabajo está siendo cortado. Es parte del conjunto de esta situación de querer desconocernos y corrernos.

Hay un proceso de despoblamiento, nuestra gente por falta de políticas concretas del gobierno ha tenido que dejar parte de su territorio para buscar mejores posiciones en la zona urbana. Así surge el cierre de las escuelas rurales, la falta de comunicación…Hay que entender que el modelo económico del sistema capitalista nos quiere excluir. Antes era a través del genocidio, ahora son las políticas de vaciamiento.

 

Por Mariela Martínez y Julia Biagioli

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen

 

 

A %d blogueros les gusta esto: