Teatrantes y el escenario de la vida

Julio Benítez y Flavia Montello, referentes de Teatrantes, describen los sentires de esta agrupación de teatreros que decidió organizarse, definir objetivos culturales y no renunciar a ellos. Vida y obra de un grupo de artistas que entendió cómo actuar la época buscando denominadores comunes.

IMG-20170216-WA0007 

_ ¿Qué le dio vida a Teatrantes?

_Teatrantes nace como un anhelo e ilusión de la construcción del Teatro de la Independencia. Se juntaron esas cosas y explotaron en varias asambleas en el 2015, donde logramos asumirnos como grupo e intentar institucionalizarnos. Eso nos asusta, pero creemos que hay que hacerlo, estar representados y organizados con la comunidad teatral. Esto nos facilitaría coordinar, gestionar y hacer funcionar ese Teatro Público de la Independencia.

_ En la primera edición de la Primavera Teatral 2012ya se habló de organizarse. En ese momento estaba ARTE, que era una agrupación provincial, y después que se disolvió, pasaron varios años donde no hubo una organización que nuclee a los teatreros. Cuando nos reunimos para esa edición comenzamos a hablar de la necesidad de tener algo que nos contenga. Así que la organización de ese festival fue un antecedente importante, en principio con la necesidad de juntarnos, y ahora también con la necesidad de que exista una sala propia.

_Nosotros estamos poniendo en agenda constantemente las obras del teatro, y también nos enfrentamos con la concepción que tiene el gobierno de turno, sin que exista nada partidario por detrás, sino que estamos en una actitud de compromiso social y totalmente democrática, donde reclamamos al Estado municipal esta situación. Estamos luchando por cosas que deberían hacerse desde el Estado sin tantasvueltas.

_ ¿Qué significa para Bariloche tener la carrera de Arte Dramático en la UNRN? ¿Qué perspectivas se pueden desarrollar a futuro?

_Soy docente de la carrera y siempre es asombroso ver que en primer año hay 60 inscriptos por año, lo cual marca el interés regional de los jóvenes para estudiar teatro, lo que significa una decisión puesta en una profesión que no garantiza salida laboral concreta, aunque ahora será más fácil con la controvertida reforma educativa, que incluye la materia de teatro. También quería destacar que cuando se instala la UNRN en Bariloche y crea la carrera de teatro, también acercó a jóvenes a nuestra asociación. Gente joven que tiene entusiasmo, quiere hacer teatro y necesita ese espacio. (Flavia)

_Ese es un dato concreto, donde las nuevas generaciones consideran el teatro como una forma de expresión y un modo de vida muy concreto. Por suerte hay mucha gente joven que viene, se acerca, aporta nuevas ideas, otras miradas, nuevas formas, y hay ida y vuelta con los más grandes. Manifestándonos por la sala, en muy poco tiempo surgieron propuestas muy creativas y claras de difusión de nuestro posicionamiento.

_Si bien en la actualidad no hay garantía de conseguir trabajo fácilmente en ninguna profesión, en esa coyuntura el teatro es muy necesario porque es el encuentro del artista o el actor con el pueblo. Ahí se siente, se trabaja con los sentimientos, con la ideología, y cada uno con su personaje y con su obra trata de trasmitir algo. En ese sentido, los jóvenes que estudian reciben una información organizada, disciplinada, que años después permite descubrir determinadas herramientas vinculadas al teatro. Creemos que esto va a ocurrir cuando tengamos esa gran cocina que es la sala pública, donde habrá 300 localidades y nos vamos a estar peleando para conseguir horas de ensayo, lugares para estrenar y presentar cuestiones estéticas diferentes. Por eso es positivo que la gente joven estudie teatro, porque la universidad abre la cabeza. El escenario es un espacio de libertad, donde podés decir y hacer lo que quieras, es como jugar al truco donde podés mentir de lo lindo. (Julio)

_ ¿Cómo estamos en relación al teatro respecto a Capital y otras regiones del país?

_Si pienso en las obras que representan a las provincias en las fiestas nacionales, las nuestras están en un muy buen nivel, a la par de las grandes ciudades. Allí, lo que sucede es que hay mucha retroalimentación, con mucha producción local pero también del exterior, y eso renueva las miradas, las estéticas. Bariloche tiene la característica que es una ciudad conformada por muchos inmigrantes de grandes ciudades, y a nivel de las artes también trae toda esa otra información que produce una mixtura muy interesante con lo patagónico. Y creo que desde hace unos años es como una marca que empieza a ser reconocible en otros lugares. Puntualmente estudiantes de la carrera empiezan a poder caracterizar lo que pasa con el teatro de aquí en comparación con jóvenes de otras zonas. Estamos alejados de las grandes urbes, pero con información de la gente que de allí viene, con la información que ahora permiten las nuevas tecnologías.

_ Me parece que Bariloche tiene propuestas de muy buen nivel, desde comedias musicales a teatro experimental, donde todos tienen su propio público y presentan estéticas muy diversas. Eso se ve en las fiestas provinciales y nacionales, donde se encuentra gente de todo el país y podés ver realmente qué pasa en otros lugares.

_ ¿Qué fortalezas y debilidades visualizan de las artes escénicas de la ciudad?

_Una de las debilidades es que no tenemos gente dedicada exclusivamente a la actuación, algo que se va a ir subsanando con la concreción del teatro, ya que ahí va a estar ese caldero donde se van a fundir un montón de crisoles. Entonces esa debilidad se convierte en fortaleza, porque hay un semillero muy importante de grupos que están trabajando desde la dramaturgia, los guiones, el tratamiento de las cosas, con problemáticas locales, y me parece que ese paso es muy importante.

_Es muy difícil dedicarse solo al teatro, y a lo artístico en general en Bariloche, pero en todo el mundo también. Gente muy reconocida se dedica a la docencia, o sea tiene una pata puesta en otras cosas y eso puede ser interesante, porque te pone todo el tiempo a reflexionar y a relativizar aquello que transmitís a los otros.

_A propósito de la construcción del teatro, eso hace que estemos estrechamente comunicados con los plásticos y músicos con quienes queremos lograr una ordenanza para los artistas de Bariloche. A veces cuesta lo colectivo y en esa dinámica uno va aprendiendo cosas, pero lo bueno es estar presentes como comunidad teatral y conectarnos con diferentes organizaciones, ya que en ese lugar se va a poder hacer recitales, exposiciones, y nos lleva a juntarnos y pedir apoyo cuando lo necesitamos.

_Nosotros hacemos teatros en diferentes lugares de la ciudad: la Llave, Araucanía, El Brote, Casita Azul, Biblioteca Sarmiento, en el salón de la Universidad, en las escuelas de los barrios. Hay mucha actividad teatral. Si en la actualidad se estrenan 14 obras al año y cada obra hace entre 8 y 10 funciones, eso da la cantidad de representaciones anuales que podemos ocupar. Eso es una fortaleza. Hay que recordar que Bariloche fue escogida como ciudad para construir este teatro, porque fue una política del INT (Instituto Nacional del Teatro) construir una sala por provincia y fue seleccionada Bariloche por ser la localidad con mayor producción de teatro sin contar con una sala pública en condiciones.

IMG-20170221-WA0008_ ¿Creen que el arte es una herramienta de transformación social? ¿Alcanza?

_El teatro no va a hacer la revolución, pero no pasa indiferente. Es preferible que la gente se vaya dando un portazo. Creo que el teatro le da un vuelo a la imaginación y va a generar opinión. Uno siempre aspira a hacer una cosa original, y en esa disputa egocéntrica aparece lo ideológico donde se puede abordar las problemáticas de cada lugar. Queremos que en ese sentido el teatro sea una herramienta.

_Para mí es la posibilidad de enfocar problemáticas desde otro lugar, no solo desde la discusión unilateral puesta en palabras, intelectual e informativa, sino de lugares que tocan otras fibras, quedan dando vueltas y hacen reflexionar en los días sucesivos, desde un lugar no tan invasivo sino más abierto. En esta coyuntura política es muy importante que sea permeable y entre a la gente una palabra, una idea. Al nombrar algo de otra manera hay un abanico de posibilidades y facetas, y en la actualidad nos quieren hacer ver las cosas de una manera o de otra. Lo binario es peligroso.

_Por ejemplo, nosotros hicimos una intervención ante la desaparición de Lucas Muñoz con una tirada de cuerpos en el Centro Cívico delante de la policía provincial implicada en este caso. También hemos realizado intervenciones en las marchas de Ni una Menos como otra forma de visibilizar una manifestación y que a la gente le llama la atención de otra manera. Son muchos los que ven pasar una marcha que le está interrumpiendo la parada del colectivo y lo vive como una molestia, y no se entera siquiera de por qué se está manifestando. En cambio, una tirada de cuerpos llama la atención, es un lenguaje diferente y entra en el reclamo que se está proponiendo, y eso como expresión artística nos parece fundamental. Entonces está proponiendo a la reflexión desde un lugar que no es racional, pero si a nivel de la palabra y la información. Estás tocando otras fibras sensibles que provocan una vuelta a la reflexión, pero desde otro lado.

 

Por Sebastián Carapezza

Equipo de Comunicación popular Colectivo al Margen

 

A %d blogueros les gusta esto: