Higui libre: el movimiento de mujeres que la sacó y ahora pide por su absolución

(por la vaca.org) Luego de siete meses de estar presa, la Sala I Cámara de Apelaciones de San Martín otorgó la excarcelación extraordinaria para Eva Analía De Jesús, conocida como “Higui”, quien permanecía detenida desde octubre por defenderse de una violación. Hoy la Asamblea Lésbica Permanente y el Frente por la Liberación de Higui festejaron la noticia frente al Congreso mientras hacían una nueva acción en la calle para pedir su absolución. La voz de esas mujeres que presionaron para liberarla y qué significa el caso según su abogada.

Higui fue atacada el 16 de octubre de 2016 por una patota de hombres que ya la había hostigado con anterioridad, en Mariló, Bella vista. “Te voy a hacer sentir mujer, forra, lesbiana”, le dijo uno de los abusadores que se le abalanzó con intenciones de violarla. Fue entonces cuando, acorralada, Higui se defendió con un cuchillo que llevaba y mató a uno de los 9 atacantes. Uno de ellos hizo la denuncia y la justicia la detuvo en octubre de 2016. Desde entonces y hasta hoy, Higui estuvo presa.

La primera acción por la liberación de Higui emergió el día de la visibilidad lésbica en la que se recuerda a Pepa Gaitán, asesinada por lesbiana, en marzo de 2010. Tal fue la invisibilización del caso que las chicas del movimiento que luego la acompañó todos estos meses reconocen que se enteraron tarde. Desde entonces, las estrategias fueron muchas. Desde encontrarle una abogada que la defienda hasta organizar jornadas de fútbol callejero – deporte que Higui ama- frente a los tribunales. Las chicas en la calle y organizadas lograron mediatizar el caso y que Higui no quedara presa injustamente.

Ana Clara, de la Asamblea Lésbica, cuenta por qué para ellas fue tan significativo el caso que se volvió bandera: “Una de las causas principales es que es un caso de legítima defensa y que sin embargo no se toma como tal. Y la otra característica que para nosotras es central es que es un caso violación correctiva. Para nosotras que nos identificamos con su condición de lesbiana, necesitamos remarcar esto porque por eso le pasó lo que le pasó. Y la justicia lo sabe.”

Hoy un grupo de mujeres se congregó en el Congreso para celebrar la liberación de Higui y reclamar su absolución en la causa que la sigue culpando de “homicidio”. Ana Laura cuenta qué lograron con los pies en la calle: “Para mí lo más importante fue que hicimos redes en todo el país. Acá no se ve pero se movilizaron chicas de Córdoba, Mendoza, del norte y el sur. Organizaciones de lesbianas y otras, todas se movilizaron con la consigna el día de la Jornada Nacional y lograron que se visibilizara el caso en su territorio”.

Entre las acciones que se hicieron por Higui hubo:

  • Un festival el día de la visibilidad lésbica en Retiro
  • El cambio de su representante legal
  • Adhesiones de distintos organismos y personas públicas
  • Torneos de futbol y acciones artísticas como escraches frente a la inacción de los tribunales de San Martín
  • Volanteada en barrios
  • Marchas en el 8 M, Paro Internacional de Mujeres
  • Marcha el 3 de junio con la bandera de Higui
  • Banderas y remeras con su cara para que la gente la conociera
  • El arquero Higuita –a quien le debe su apodo- se sacó una foto con el cartel Libertad para Higui
  • Murales con su historia y radios abiertas donde sus amigas trasmitieran quién es Higui
  • Una Jornada Nacional entre movimientos territoriales de todo el país

“Nos embanderamos con su causa. Hicimos visible su cara en todos lados con los dibujos y su foto. Buscamos que a través de su caso se vea que el lesbianismo tiene que ser aceptado y tenemos que dejar de ser violentadas”, dice a lavaca Paula Caceres, del Frente por la Liberación de Higui: “Veo similitud entre este caso y el de Libertad para Belén porque son cuerpos que están presos porque son cuerpos y decisiones que no son las que elige la mayoría. Belén es una mujer que fue presa por abortar, aunque no lo hizo, y de vuelta se le impone algo a nuestros cuerpos que no está en nuestro poder de decisión, no tenemos libertad de ser. A Higui  la abusaron y la apresaron por ser lo que ella quería ser también. Y en ambos casos juntas pudimos lograr su liberación”.

La defensa

“El fallo de la Cámara de Apelaciones advierte las irregularidades de no recurrir o apelar la resolución de prisión preventiva y que, al principio, había estado con una defensa deficiente y no productiva”, dice la abogada Raquel Hermida a lavaca. “Además, sostiene fundamentalmente que no hay peligro de fuga ni de entorpecimiento a la justicia. La Cámara corrigió así lo que la jueza en primera instancia (Elena Persichini) no supo ver”.

¿Cómo debe leerse este fallo?

-Se ubica en un momento histórico que determina un antes y después en materia de excarcelaciones, donde pareciera que las mujeres son más peligrosas que los hombres. Recordemos el caso de Beatriz López, detenida un año y medio, también en el penal de Magdalena, por matar a su marido en legítima defensa. No ocurre lo mismo con los hombres. En nuestro país hay un exceso en el uso de prisión preventiva y hay mucha gente detenida sólo por las dudas, pero sobre todo ese peso recae en las lesbianas y, luego, en el resto de las mujeres. Recordemos que Higui se defendió de una violación correctiva, es decir, una violación con penetración del falo machista con la intención de cambiar su identidad sexual y de hacerla como ellos quieren que seamos, obligatoriamente mujeres. Este fallo significa que Higui va a esperar el juicio en libertad. Aún no hay fecha: todavía quedan testimoniales y medidas de prueba pendientes, pero hay que agradecer por esta excarcelación de forma fundamental al movimiento lésbico, al movimiento de mujeres en general y, por último, a los medios que supieron escucharnos. Sin duda este fallo significa que a Higui la sacamos entre todas.

A %d blogueros les gusta esto: