La familia de Daniel Solano denuncia que no se está custodiando el lugar donde podría estar el cuerpo del joven

Solano está desaparecido desde noviembre de 2011 y, desde hace dos años, su familia exige la inspección de este jagüel que, ante la falta de control, podría estar siendo adulterado.

Escuchá/Descargá el reporte de Radio Encuentro, desde Viedma

Un testigo aseguró que en un jagüel (pozo) del campo La Manuela fue arrojado el cuerpo de Daniel Solano, el joven salteño, trabajador golondrina que desapareció en Río Negro en noviembre de 2011 y en cuya causa están involucrados policías, empresarios de la fruta y autoridades judiciales. Los abogados que acompañan a la familia de Solano vienen pidiendo que se inspeccione ese lugar desde hace más de dos años. La justicia, coherente a cómo ha actuado desde el principio, viene dilatando esa inspección.

Mientras se espera un fallo positivo para finalmente descubrir si el cuerpo de Daniel está allí, hace unos días, el abogado Leandro Aparicio denunció que el lugar está siendo adulterado. “Alguien observó que estaban echando agua en el Juguel que debería estar custodiado, y cerrado con precintos. Por eso denunciamos la situación ante el fiscal y el juez”, puntualizó.

El hecho es de suma gravedad no sólo porque si están tirando agua en el jagüel se están adulterando pruebas claves, sino porque además desnuda la inoperancia o connivencia entre Gendarmería, que es la fuerza que debiera estar en el lugar custodiando, el juez y el fiscal que mientras permiten que esto pase no terminan de autorizar la inspección argumentando que no están dadas las medidas de seguridad para hacerlo.

Los mismos funcionarios judiciales que desde hace dos años ponen trabas para que se inspeccione el jagüel del campo La Manuela, recibieron la denuncia de Aparicio de que testigos vieron que se estaría

Por agencia farco – Radio Encuentro


A %d blogueros les gusta esto: