Anuncios

Cuando la oportunidad de inclusión se transforma en empleo genuino

La Mesa de Cooperativas que operan el sistema presentó a principios de octubre un Informe Socioeconómico sobre los trabajadores del Sistema de Estacionamiento Medido y Solidario. Acompañados por referentes de organizaciones sociales, referentes de la Confedreación de Trabajadores de la Economía Popular y la Universidad Nacional de Río Negro, expusieron los principales indicadores del informe. Representantes del municipio brillaron por su ausencia.

dsc_0953

El 48% de los trabajadores tienen menos de 25 años de edad. Fotografía Eugenia Neme

Es un hecho político de relevancia la elaboración y presentación del Informe Social sobre los indicadores del Sistema de Estacionamiento Medido y Solidario de Bariloche, motorizado por la Mesa de Cooperativas que cogestionan el sistema, en la que participan las 5 cooperativas que encarnan y garantizan el funcionamiento del mismo. Informe socioeconómico que se materializa en articulación con la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CTEP), y un proyecto de extensión de la Universidad Nacional de Río Negro.

Un objetivo político cumplido, esta mesa. Porque es la muestra de que una política pública de inclusión, parida desde abajo, que incluyó en su diseño y configuración a referentes de organizaciones sociales de la ciudad de reconocida trayectoria en el trabajo con poblaciones vulneradas, promueve el empoderamiento de sus propios destinatarios. Quienes protagonizan la creación de sus organizaciones cooperativas, asumiendo y superando numerosos obstáculos en el aprendizaje y desarrollo de capacidad de gestión de las mismas, construyendo institucionalidad pública con su participación orgánica en la Mesa de Gestión del sistema.

Una experiencia que atraviesa en su consolidación, la tercera gestión gubernamental en nuestra ciudad, ahora en un contexto económico de ajuste, depreciación crítica del salario real de lxs trabajadorxs, empobrecimiento y disciplinamiento de los sectores populares a través de una creciente tasa de desocupación, como política económica rectora de la nueva matriz neoliberal impuesta desde el gobierno nacional.

Por eso es muy valioso este diagnóstico. Porque muestrea con datos concretos, en estos 4 años, la oportunidad que significó para jóvenes desocupadxs de los sectores populares, de acceso a un trabajo digno, estable, con posibilidad de proyectar una mejora en sus condiciones de vida y las de sus familias. Una política pública de inclusión sociolaboral sin precedentes en la historia de la ciudad, que tiene por sujeto a  hijxs de estas tierras.

Contexto nacional. Olas de despidos que se disfrazan de modernización

La matriz de la política económica implementada durante los primeros 10 meses de la gestión Macri es neoliberal ortodoxa, y no augura un futuro de pobreza cero. Produjo una transferencia millonaria de recursos del sector del trabajo a las corporaciones agrarias, a las empresas que dominan la extracción de gas y petróleo, y al sector financiero. Achique del Estado, ajuste y desocupación.

Y para fin de diciembre, en coincidencia con la finalización de contratos de miles de empleados públicos, se plantea una nueva ola de despidos en el Estado, planificada para reducir aún más la plantilla de trabajadores de diferentes ministerios. El propio ministro de Modernización produjo la filtración de información, con un acto fallido. En declaraciones al diario La Nación, aclaró que será “implacable con los que no trabajen” y confirmó que habrá nuevas desvinculaciones a fin de año, sea a través de jubilaciones, retiros voluntarios o la no renovación de contratos. Lo dijo casi al mismo tiempo que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, afirmaba en el Congreso que se perdieron 120 mil puestos de trabajo en lo que va del año, y cuando el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, negaba los despidos. “No hubo una primera tanda de despidos, por supuesto no va a haber otra. Lo que hubo fue ordenar el Estado desmantelado que encontramos”, sostuvo. Cínicos, mentirosos, frívolos, escamotean la realidad, y el cerco mediático cubre sus espaldas.

El informe socioeconómico 2016 del SEMS. Datos de relevancia, características de la muestra, indicadores, conclusiones.

Se relevaron con entrevistas cualitativas a 121 del total de 140 trabajadorxs de las 5 cooperativas que operan el SEMS. Cooperativas Encuentro, Ebene-Zer, Liwen, Kata Wain Newen, Nuevos Caminos. Se relevaron 121 personas entre operadores y coordinadores.

Algunos indicadores del mismo, permiten observar por ejemplo que el 63,6% de lxs encuestadxs son mujeres, mostrando estabilidad con respecto al año 2014 cuando se registró 64%.

Sexo %
Mujer 63,6
Varón 36,4

 

El 47,9% tiene menos de 25 años, lo que muestra la importancia del SEMS como primera experiencia de inserción laboral para muchos jóvenes

Edad %
Menos de 25 47,9
25 a 40 47,1
Más de 40 5,0

 

El 83,5% ha nacido en Bariloche, mientras que el 5% en otra localidad de la Provincia, totalizando de 88,5% rionegrinxs.

Lugar de nacimiento %
Bariloche 83,5
Otro lugar de Río Negro 5,0
Otro lugar de Argentina 10,7
Extranjero 0,8

 

El 91,8% vive en barrios populares del eje sur (Alto, Brown arriba) o sudeste (zona Ñireco)

Barrio donde vive %
Alto (Brown arriba) 86,8
Sudeste 5,0
Centro 5,7
Oeste 2,5

 

Para el 57%, el trabajo en el SEMS es el primer trabajo estable de su trayectoria. Este porcentaje es notablemente mayor entre los menores de 25 años (81%) y las mujeres (61%). Este dato pone de manifiesto la importancia del SEMS como programa de inclusión sociolaboral, que además muestra un sostenido crecimiento con respecto al 2014 cuando se ubicaba en el 43%.

Primer trabajo estable % Menos de 25 26 a 40 Más de 40 Varón Mujer
Si 57,0 81,0 36,8 16,7 50,0 61,0
No 36,0 19,0 63,2 83,3 50,0 39,0

 

El 13,2% de los encuestadxs tiene alguna enfermedad crónica (asma, hipertensión, lupus, diabetes, entre alguna de las mencionadas) mientras que el 5,8% presente algún tipo de discapacidad. Estos porcentajes muestran el impacto en términos de inclusión sociolaboral de población en situación vulnerable.

Enfermedades crónicas y discapacidades %
Enfermedad crónica 13,2
Discapacidad 5,8

 

El 61,2% es el principal sostén del hogar, mostrando incluso un importante aumento con respecto al 2014 (56%). Este porcentaje es notablemente mayor entre los que tienen de 26 a 40 años (75,4%) y más de 40 años (83,3).

Principal sostén del hogar % Menos de 25 26 a 40 Más de 40 Varón Mujer
Si 61,2 44,8 75,4 83,3 61,4 61,0
No 38,8 55,2 24,6 16,7 38,6 39,0

 

El 50,4% de los encuestados trabaja en el SEMS hace dos años o más, lo que indica un elevado nivel de consolidación de la planta de trabajadores y la necesidad de pensar y promover inserciones laborales posteriores.

Un dato relevante, la cantidad de madres solteras, separadas o viudas que trabajan en el sistema, que ascienden a 30 casos, el 39% del total de mujeres trabajadoras.

Finalmente, entre los principales señalamientos sobre el significado del trabajo, destacan los siguientes:

– Estabilidad / ingreso fijo 52,8%

– Inclusión social / dignidad / autonomía 33,4%

– Algo muy bueno / positivo 14,8%

– Progreso / sacar mi familia adelante 13,9%

Datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC todesca, segundo semestre.

Los índices del INDEC sobre la franja etaria entre 20 y 29 años de la Población Económicamente Activa, son lapidarios acerca de la tasa de desocupación en este sector, y permite ponderar aún más la importancia del SEMS como política pública de inserción sociolaboral de jóvenes. Aun cuando los indicadores de la EPH refieran en gran medida a los más importantes centros urbanos del país, y en nuestra provincia la muestra haya sido realizada en Viedma. Difícil acreditar en la representatividad de la muestra cuando en Bariloche hay casi 4 veces más población, con altos índices de población joven en situación de desempleo estructural

Según la EPH del INDEC Todesca la tasa de desocupación en la PEA de 20 a 29 años es del 18.9 %[1]. Tasa que duplica el promedio de desocupación del 9.3% que plantea este informe. Índice completamente alarmante, que pone de manifiesto la compleja situación de los jóvenes en su acceso al empleo, y los ubica como los destinatarios prioritarios de las políticas de flexibilización laboral.

Política esta, coherente con la eliminación de diversos programas de promoción de inserción sociolaboral, como el PAIS y PROGRESAR, que impactaron también en nuestra ciudad.  Si se plantea un entrecruzamiento con los datos surgidos del relevamiento socioeconómico del SEMS, donde se analiza que el 47% son jóvenes de menos de 25 años, es posible ponderarlo aún más. Ya que el SEMS incluye fundamentalmente en el mundo y la cultura del trabajo a jóvenes de sectores populares. Quienes día a día, desde hace 4 años, gestionando el sistema y sus cooperativas de trabajo, se empeñan en construir proyectos de vida dignos, enfrentando el frío, la lluvia, el viento, y situaciones de violencia y discriminación.

 

 Por  Marcelo Viñuela

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen

 

 

 

[1] Encuesta Permanente de Hogares, Mercado de Trabajo, Principales Indicadores 2° Semestre, INDEC; 23/08/2016,

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: