¡Emergencia Social Ya!

Los trabajadores de la economía popular junto a otros sectores del movimiento obrero plantean que se decrete la”Emergencia Social” y el “Salario Social Complementario”. Esteban “Gringo” Castro Secretario Gral. de la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular conversó con Al Margen sobre el lanzamiento los alcances de esta campaña.

 

gringo-castro

Esteban “Gringo” Castro, Sec gral.CTEP

AM – ¿En qué consiste la campaña “Emergencia social ya”?

EC – , la “emergencia ya” empezamos a plantearla un par de meses antes de la actividad que se hizo el 7 de agosto, la movilización a Plaza de Mayo en donde planteamos la necesidad primero de la declaración de la Ley de emergencia social, la conformación de un Consejo de la economía popular que tenga en cuenta a un integrante del Ministerio de Desarrollo, otro del Ministerio de Trabajo y representantes con personería social de las distintas organizaciones que tengan su personería social en el Ministerio de Trabajo para ver  la iniciativa de generar un registro de todos los trabajadores de la economía popular con sus unidades productivas. A la par de hacer ese registro estamos pidiendo que exista en principio un millón de lo que denominamos “Salario Social Complementario” (S.A.C) que es el complemento salarial de las actividades que ya realizan los trabajadores de la economía popular, que son aquellos trabajadores que se quedaron sin trabajo formal y fueron creándose sus propias fuentes de trabajo. Por ponerte un ejemplo, compañeros que son cartoneros, trabajadores de la vía pública, campesinos… necesitan un complemento salarial para poder llegar a fin de mes sobre todo a partir de la transferencia de recursos a los sectores más concentrados, la devaluación, las medidas económicas en relación a las tarifas. Necesitamos ese salario complementario para que esos trabajadores puedan llegar más o menos bien, o que se le garantice por lo menos un salario mínimo, vital y móvil.

-Teniendo en cuenta las medidas que viene tomando el actual Gobierno Nacional ¿Ven factible que se sienten a evaluar esta necesidad?

-Bueno, nosotros con el Ministerio de Trabajo hemos tenido algunos diálogos, están instalados los planteos… por supuesto no nos han planteado la decisión política de dar un millón de salarios anuales complementarios, pero si esta idea de la “economía popular”, la creación de un registro. Hay algunas cosas que se están hablando, por supuesto no nos alcanza con hablar, pero la realidad es que el Gobierno Nacional destina subsidios a sectores de la población, nosotros queremos que esos subsidios se transformen en salarios. La idea del subsidio es una idea más individual, más del ciudadano, desde nuestro punto de vista más liberal y nuestra idea de construir el S.A.C. esta puesta en el eje de que somos trabajadores, que necesitamos una organización gremial que nos contenga y que después vamos a pelear por ese salario y por el resto de las cosas. Hay grandes problemas en los barrios, los problemas de adicción, narcotráfico… la situación económica nos llevó a desarrollar merenderos, comedores y nosotros no queremos ir para ese lado, queremos ir hacia la generación de trabajo digno, los compañeros tienen trabajo, pero no tienen derechos y con lo que cobramos garantizar nuestra vida.

-En el sector de los trabajadores de la economía popular y las pequeñas empresas sobre todo los aumentos de tarifas y servicios pegan directamente ¿Ustedes están evaluando a nivel nacional números de esta situación?

-Por supuesto, las empresas recuperadas están todas casi con imposibilidad de producir, salvo excepciones. A los trabajadores que ganan 3.120 $ de una cooperativa, como programa de inclusión no les alcanza ni para tirar una semana. El INDEC ya planteó un 32% de pobreza y ahí hay muchos de nuestros trabajadores. La situación es muy compleja, están planteando que va a venir la reactivación y nosotros no vemos que eso sea posible porque además a nivel mundial hay un estancamiento. No creo que haya posibilidad de que vengan capitales. No conozco ninguna experiencia en la que vengan capitales de afuera “a favorecernos”…además ahora los que vengan van a venir en función de ganar plata a través de la ruleta financiera, entonces no generan ni empleo ni producción. No hay posibilidades de que nos ofrezcan un fututo por eso la necesidad de construir una organización de trabajadores de la economía popular que además discuta con los trabajadores formales que proyecto de país necesitamos para revertir esta situación.

– ¿Cómo evalúas el encuentro del nuevo triunvirato que está al frente de la CGT en la Sede Central Azopardo donde se trabajó sobre el nuevo marco de trabajo referencial de “las tres T” (tierra, techo y trabajo)?

-En esa reunión hubo coincidencias, se planteó un diseño de unidad de acciones y concepción. En cuanto a la concepción los directivos de la CGT, el triunvirato y la Comisión directiva plantearon todos que era un momento histórico y que para la CGT todos éramos trabajadores que teníamos que trabajar en el sentido de poder articular acciones en conjunto, ya eso pasaría a ser la unidad de acción para evitar el avance de proyectos antipopulares, e incluso hasta profundizar nuestras coincidencias para poner sobre la mesa las discusiones que nosotros queremos dar. Por ejemplo, las empresas estratégicas del Estado en manos de sectores privados es absolutamente perverso para los trabajadores.

– ¿Ven un cambio de los referentes de los sindicatos, de “los más pesados”?

-Cuando analizamos la situación social teníamos muchas coincidencias y respecto del planteo que todos somos trabajadores hay un cambio que se viene gestando hace un tiempo. Por ejemplo con Juan Carlos Schmid hace más de siete, ocho años que lo veníamos charlando. Con Moyano también… ¿Qué pasa con todos los trabajadores que están quedando afuera de la producción y el trabajo? Incluso cuando hicimos el encuentro de movimientos populares con el Papa hubo una definición de que los trabajadores de la economía popular tenían que sindicalizarse. En esta jornada que hicimos lo que planteó Schmid es que tenemos que pasar de la idea de movimiento obrero organizado que teníamos en función de los trabajadores que trabajaban en sus fábricas a un movimiento donde todos los trabajadores estén. Medio que estamos llegando a las mismas conclusiones de lo que tenemos que ir haciendo. Ahora, estas mismas discusiones las tenemos con la CTA y van avanzando, la corriente federal de trabajadores organizó 26 puntos para poner en discusión y el primer punto es la Emergencia social. Hay solidaridad, yo creo que hay muchas posibilidades de que sea votado en el Senado, tenemos que ver en diputados pero creo que también y bueno, luchar para instalar esta idea, o es esta alternativa o nuestros trabajadores van a estar en el hambre y la precarización absoluta.

-En el caso del planteo que se estaba hablando de un paro nacional… ¿Qué va a pasar? Porque se vienen dando paros en distintos sectores y parece que la conducción política no se ve afectada por los reclamos

-En relación al paro, hay muchas posibilidades que se haga uno en octubre. Estamos más cerca de un paro que de la negociación básicamente porque el gobierno no tiene mucho para ofrecer. Igual me parece que hay que llevar las instancias de diálogo al máximo posible y demostrar que el movimiento obrero y popular cuando se une es la garantía de que no haya desestabilización política en ningún país. Lo que hace el monopolio es fragmentar a la clase trabajadora para poder establecer formas de desestabilización que le permita tener salarios bajos, mayor precarización, expulsión directamente del trabajo. Lo que tenemos que hacer es profundizar la unidad.

Nosotros a veces nos cuesta asumirlo, pero tenemos una responsabilidad muy importante, tenemos responsabilidad sobre compañeros que están peleando para mejorar sus ingresos, su nivel de vida. Además de la lucha salarial tenemos que dar la discusión sobre el mundo en el que queremos vivir. Ya está cada vez más demostrado que los sectores concentrados de la economía no nos dan la posibilidad de pensar en un mejor mundo para adelante.

 

Por Fabián Agosta y Julia Bignoli

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen

A %d blogueros les gusta esto: