Unión de Inquilinos: ORGANIZACIÓN FRENTE A LA USURA

Caras de preocupación y la posibilidad de organizarse frente a los abusos que genera el mercado inmobiliario. Así puede resumirse la reunión que se realizó en la Sala de Prensa del municipio barilochense en la jornada de presentación de la Unión de Inquilinos Rionegrinos.

 

BUSCO ALQUILER”, esta frase con tan solo dos palabras encierra un mundo. Carga con la tensión y la angustia que genera en cada persona que sabe que gran parte de su cotidianeidad y su economía corre peligro de desestabilizarse al final de cada contrato.

Si sumamos a esto que quien busca no es un individuo sino una familia, acarrea una problemática que engloba cambios de entornos, de escuelas y reacomodamientos presupuestarios que con suerte, se pospondrán por un tiempo con el hallazgo de una nueva vivienda.

“El flagelo inmediato es defender y asesorar gratuitamente a las familias que sufre situaciones de abuso, pero también vamos a concentrarnos en la concientización de los contratos y en los derechos que tenemos tanto locadores como locatarios” –afirma Adrián Basaul, referente local de esta ONG que ya cuenta con sedes en muchas ciudades- “Trabajaremos para que se aplique el marco regulatorio que determinan las leyes vigentes y para esto debemos apoderarnos de ellas. Hay prácticas que son totalmente ilegales pero están naturalizadas, y a uno le han hecho creer que son normales.”

 

El aumento indiscriminado del valor de la tierra y las particularidades propias de esta ciudad que como tantas otras de nuestro país baila al ritmo loco que dictamina la inminencia de una nueva temporada turística, conforma un universo en el que las necesidades cotidianas de los residentes queda atrapada por la voracidad del dios mercado personificado en este caso, en la figura de los pulpos inmobiliarios que a partir de los valores que publican en los medios, determinan los precios referenciales. “Hay muchísimo por hacer. Como organización tenemos el deber de sentarnos en la mesa de discusión y llegar a un diálogo razonable que permita encontrar un punto de equilibrio entre las necesidades de ambas partes sin perder de vista que estamos hablando de algo fundamental para todo individuo ser el derecho a una vivienda digna.”

 

Ya que en Río Negro no existen datos oficiales referidos al presente del mercado inmobiliario, una de las apuestas fuertes que hace la UIR tiene que ver con la difusión de estudios realizados en provincias con problemáticas similares.

Pamela Gaita, presidenta de la UI neuquina, aporta datos que desgraciadamente nos sirven de espejo: “Vivimos dentro de un mercado violento caracterizado por la especulación y la ausencia de un marco regulatorio. En el caso de Neuquén 7 de cada 10 familias alquila, y en las ciudades más importantes, la mayor parte de sus ingresos está destinado a pagar la vivienda.

Queremos que la gente participe para encontrar soluciones comunes, porque más allá de la idiosincrasia de cada población, tenemos que comprender que esta es una problemática social que excede situaciones particulares. En ese sentido, la presión social hace que gran parte de los damnificados ya no soporte esta situación de abuso y esté saliendo a manifestarse de manera espontánea exigiendo al poder político que tomo la iniciativa, establezca reglas y haga cumplir tanto las leyes nacionales como provinciales”.

 

RECORTE 1: Una vez más, la participación y unión de todos los que sufren situaciones abusivas marcará los cambios que puedan darse en un futuro más o menos cercano. Pueda que al leer estas frases, te reconozcas en alguno de los interrogantes que planteaban ciudadanos vecinos y decidas participar:

 

. “Solo tengo un contrato verbal y no escrito ¿Puedo exigir una permanencia de dos años?”

. “Me están ajustando el contrato cada 3 meses y me dicen que si no me gusta, me vaya”

. “Solo encuentro vivienda a partir de marzo pero en diciembre tengo que desocuparla”

. “Somos una familia de cuatro personas, y todas las casas grandes que encuentro me dicen: “SIN

   NIÑOS NI MASCOTAS”

. “Habíamos arreglado que pagaba del 1 al 10 y ahora el dueño me dice que si no pago el 5 nos recarga  

   intereses”

. “Confié en su palabra y los arreglos que prometió cuando entramos nunca se hicieron”

. “¿Tengo manera de negarme a un aumento que no esté establecido en el contrato?”

. “Cuando alquilo ¿Pueden hacerme firmar un pagaré en blanco?”

 

 

RECORTE 2: “Apostamos al conocimiento y la información como herramientas fundamentales que nos sirvan para hacer cumplir nuestros derechos y a la hora de alquilar, podamos negociar en condiciones de igualdad. –afirma Guillermo Torres, Secretario General de la UIN- Para ello editamos la “Guía para Alquilar”, material valido tanto para Neuquén como para Río Negro y que contiene, material referido a la legislación actual, enumera cuestiones referidas a costos y cláusulas abusivas incluidas en muchos modelos de contratos, la duración y los aumentos permitidos en los mismos.

Por poner un ejemplo, cito algunas de las conclusiones a las que llegamos: “Es claro que más allá que las indexaciones estén prohibidas, las mismas existen en forma encubierta dentro de estos marcos. Los precios que se establecen en estas cláusulas son en su mayoría arbitrarios, se suele utilizar índices no oficiales, mucho mayores a los oficiales. La falta de regulación nos vuelve a poner prisioneros de la ESPECULACIÓN.

También publicamos los resultados surgidos del “Informe y Análisis de la Encuesta del Inquilino”. En este trabajo analizamos el déficit habitacional actual y la ausencia histórica de una política de estado a gran escala referida a este tema, donde los planes de vivienda y la adjudicación de terrenos se convierten en un paliativo bienintencionado que no termina con este problema.

Estos datos revelan lo que varios actores venimos denunciando como la “inquilinización de las ciudades”, un proceso, donde el aumento en la inversión y la construcción de viviendas, no necesariamente representó una justa distribución, sino que generó una concentración en la propiedad de viviendas y tierras; y la mayor presencia de un sector que no puede acceder a ella y solo puede alquilar.”

Al final de este trabajo, realizamos una última pregunta a la que denominamos “Problemas en la vivienda que alquilo”, donde el inquilino expresó dificultades concretas con el lugar que habita.

Para evitar falsas interpretaciones, queremos aclarar que nosotros, no nos enfrentamos a esa persona que construye dos o tres cabañas y se fija en el diario que valor ponerles a la hora de alquilarlas, sino a los grupos económicos que se sientan en la mesa de un bar y fijan valores usureros que terminamos sufriendo todos”.

Para consultar y descargar los materiales citados en esta nota, visitá    

uniondeinquilinosneuquinos.wordpress.com

En Facebook:   Unión de Inquilinos Río Negro

A %d blogueros les gusta esto: