POR MEMORIA Y VERDAD PARA QUE LA JUSTICIA NO ESTÉ SIEMPRE DEL LADO DE LA INJUSTICIA.

A cuatro años y medio de los crímenes del 17 de junio de 2010, la justicia no ha esclarecido los asesinatos de Nicolás Carrasco y Sergio Cárdenas. La incorporación durante este año de dos nuevos fiscales a la causa, generó nuevas expectativas, pero a la fecha sin los recursos necesarios, creemos que no están dadas las condiciones para garantizar un proceso serio de investigación.

Si algo hemos aprendido en estos cuatro años y medio de dolor y de lucha es que: El poder judicial por acción u omisión es funcional a sostener la impunidad. Durante años el aparato judicial se ocupó de encajonar la causa. A pesar de que hay pericias que identifican a varios agentes de policía disparando balas de acero contra la población civil, el juez Calcagno y los demás funcionarios que intervienen, insisten en desestimar esta valiosa información que hubiera sido suficiente para procesar por intento de homicidio a estos agentes, encubriendo de hecho a los asesinos.

También hemos aprendido que: La corporación policial, brazo armado del poder político y económico es corrupta y poderosa. Lo saben las familias de los asesinados, torturados y perseguidos que “casualmente” pertenecen a los sectores más vulnerados y postergados en sus derechos. Y no hablamos sólo de las víctimas del 17 de junio del 2010. Hablamos de Pilquimán, Solano, Garrido, Almonacid, Báez, Painevil, Atahualpa  y tantas otras víctimas de la impunidad policial en nuestra provincia y en todo el país.

Es hora de empezar a hablar de LA INSEGURIDAD, no como nos la vende el sistema. La verdadera inseguridad que vivimos día a día  está abonada por “Las zonas liberadas”, el gran negocio de la droga, la venta ilegal de armas, la trata de personas, la prostitución infantil y “el uso” de los pibes por parte de la policía para cometer ilícitos. Luciano Arruga se negó a robar y lo mataron.  Seamos claros, todo esto es posible porque hay intereses policiales en el negocio y cuentan con el aval, respaldo  y complicidad de sectores importantes del poder político, jurídico y empresarial. El ejemplo  más claro, es el crecimiento continuo del narcotráfico en nuestra ciudad al que el gobierno dando la orden de realizar operativos show tanto federales como provinciales en los que son irrisorias las cantidades que se incautan, pretendiendo así que creamos que se está librando una batalla feroz contra la droga.
Con respecto al poder político, también hemos aprendido que  : -A la hora de intervenir, negó, amenazó, presionó, utilizó y prometió, demostrando finalmente que solo responde a sus propios intereses y no a las necesidades genuinas del conjunto de la población. Ningún funcionario se comprometió con la búsqueda de la verdad. Sólo se acercaron para la foto. El Concejo Deliberante de nuestra ciudad, ausente. El municipio de Bariloche, ausente. El gobierno provincial, protege los intereses del poder económico y desconoce el reclamo de justicia, implementando políticas que promueven y avalan la represión para mantener el control social. El gobierno nacional dice presente con Berni militarizando la ciudad.

No podemos dejar de mencionar el apriete mafioso y violento hacia la abogada de la familia Carrasco, Marina Schiffrin. Con la excusa de un supuesto robo, ingresaron a su estudio, buscando documentación referida a la causa. Consideramos que no es casual que este hecho coincida con la citación a indagatoria de varios integrantes de la fuerza policial imputados en la misma. Nos solidarizamos con ella y  valoramos el acompañamiento y apoyo incondicional de la Gremial de Abogados y Abogadas en esta  inclaudicable lucha por Justicia.

A pesar de las promesas,  debemos decir que se ha cumplido un fin de año más  sin justicia. Otro año más sin respuesta que lleve un poco de alivio a tanto dolor para las familias de Sergio y de Nino. Otro año de impunidad y  libertad para los asesinos.

 Desde nuestro lugar, no olvidamos, no nos resignamos: “La memoria apunta a matar a los pueblos que la callan y no la dejan volar libre como el viento”.

 Insistimos en EXIGIR:

– Justicia para Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco. A cuatro años y medio de los crímenes del alto, BASTA DE IMPUNIDAD.

– Juzgamiento de todos los responsables políticos: Saiz, Cufré, Larregui, Villanova, Hermosa  y  responsables materiales de los hechos de junio de 2010, enmarcados en prácticas de Terrorismo de Estado.-

 –  Que los fiscales  y el aparato judicial garanticen la profundización de la investigación y movimiento de la causa.

 – Justicia por Guillermo Garrido, asesinado por la policía en la comisaría de El Bolsón.

 -BASTA DE INSEGURIDAD. No más políticas de terrorismo de estado. No más muerte de nuestros pibes. Basta de policía mandando pibes a robar. Basta de zonas liberadas. Basta al negociado de la droga y venta de armas en los barrios.

 Por todo esto convocamos a marchar. Nos concentramos  hoy, 17 de Diciembre  a las            18 hs en Brown y Onelli hacia el Centro Cívico para  juntos expresar nuestro reclamo. Cerraremos con una jornada cultural en la Sala de Prensa del municipio.

  MULTISECTORIAL CONTRA LA REPRESIÓN Y LA IMPUNIDAD DE BARILOCHE

A %d blogueros les gusta esto: